“Son todos vagos”

Los estereotipos con los que se han estigmatizado históricamente a diferentes inmigrantes, varían la terminología según la colectividad a la que se refieran.


Tales o cuales son “los narcos”, “los brutos”, “los chorros”, “los sucios”, “los mafiosos” o todo tipo de barbaridades que escuchamos, leemos y –sí, lo más grave- decimos con frecuencia.

La xenofobia es una forma de discriminación que se manifiesta a través del desprecio, el odio, el rechazo o la hostilidad hacia personas de otros países por su condición de migrante o extranjeros. Según Naciones Unidas, son actitudes, prejuicios o conductas que rechazan, excluyen y desprecian a otras personas, basados en la condición de extranjero o extraño a la identidad de la comunidad, de la sociedad o del país.

Nuestro país es, de hecho, un mosaico de identidades, donde cada colectivo cultural que aquí habita, ha hecho y hace su aporte a la identidad nacional. Pero además, contamos con una ley de migraciones modelo, la 25871, que adopta una concepción progresiva e inclusiva de la política migratoria, sustentada en dos pilares fundamentales para la lucha contra la xenofobia: el reconocimiento de la migración como un derecho humano y la incorporación de una perspectiva regional en la normativa migratoria nacional. Teniendo esto en cuenta, debemos preguntarnos por qué los actos de discriminación y xenofobia siguen siendo frecuentes y qué podemos hacer en el día a día para erradicarlos.

¿Cómo respondemos a la xenofobia?

Con hospitalidad. Es una manera de contraponer en acto aquellas situaciones de discriminación que vemos a diario. Es la posibilidad de hacer un lugar a todo aquel que golpeé a nuestra puerta. Ser receptivos, dar alojo y poder conocer la riqueza de la pluralidad, son iniciativas para promover una convivencia pacífica entre todas las diversidades que habitan nuestra tierra.
Es nuestra responsabilidad como ciudadanos estar atentos ante el surgimiento de cualquier signo o manifestación xenófoba. Es una manera de colaborar entre todos para garantizar la protección de los derechos humanos.

¿Dónde recurrir?

Si fuiste víctima de discriminación o conocés a alguien que lo haya sido, comunicate con nosotros haciendo click ACÁ