Semana de la Seguridad Vehicular: consejos para conducir seguro


Durante la primera semana de julio se conmemora la “Semana de la Seguridad Vehicular” para tomar conciencia acerca de la importancia del control que debe llevar cada conductor sobre su vehículo. Por este motivo, la Agencia Nacional de Seguridad Vial te acerca algunos consejos que debés tener en cuenta antes de subir al auto para manejar seguro.

Conducí responsablemente

Para no poner en riesgo a tu familia, ni al resto de los conductores de la vía:

  • Salí a la ruta con las horas suficientes de descanso y sin haber tomado alcohol.
  • Respetá las velocidades permitidas, tanto las máximas como las mínimas.
  • Llevá siempre las luces bajas encendidas y avisá todas tus maniobras a los otros conductores.
  • Mantené la distancia de seguridad de al menos dos segundos con el otro vehículo.
  • Hacé paradas durante el viaje. Tomá algún refresco, despejate y estirá el cuerpo. No tenés que llegar rápido, tenés que llegar seguro.
  • No te distraigas con el celular o el mate, mantené la atención en el camino.

Cuidá a quienes te acompañan

  • Todos los ocupantes del vehículo deben usar el cinturón de seguridad.
  • Los menores de 12 años deben sentarse siempre atrás y con su sillita o booster según altura y peso.
  • Las mascotas deben estar siempre sujetadas con el arnés correspondiente, en el asiento de atrás y nunca fuera del habitáculo.

No te olvides la documentación y los elementos obligatorios

  • Licencia de Conducir en vigencia.
  • D.N.I.
  • Cédula verde o azul (en caso de no ser titular del auto).
  • Constancia de VTV o RTO (según legislación donde se encuentra radicado el vehículo).
  • Comprobante de la póliza de seguro obligatoria.
  • Ambas chapas patentes colocadas visibles, sin alteraciones y en buen estado.
  • Comprobante de pago del impuesto a la radicación del vehículo (patente).
  • Balizas portátiles.
  • Matafuegos fijo dentro del habitáculo y al alcance del conductor.

Chequeá la mecánica del auto

  • Funcionamiento de los frenos.
  • Niveles de los fluidos–revisá el refrigerante, líquido de frenos, aceite y limpiaparabrisas-.
  • Presión de los neumáticos (el valor de presión está en una etiqueta en el parante de la puerta delantera y varía con cada modelo y marca).
  • Funcionamiento correcto de todas las luces – las bajas deben estar siempre encendidas-.
  • El equipaje debe estar perfectamente sujetado y sin exceder el peso máximo autorizado por el fabricante, ya que el auto puede perder potencia.

Ya sabés todo lo que tenés que hacer para contribuir a una Movilidad Segura. ¡Buen viaje!