Se presentó un programa para preservar los humedales del sistema fluvial Paraná-Paraguay

El mismo buscará cuidar su integridad ecosistémica y conectividad.


El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación —en el marco de sus acciones por la conservación y el uso sustentable de los humedales y el ordenamiento ambiental del territorio—, formó parte del lanzamiento del Programa Corredor Azul, una iniciativa elaborada a diez años que busca preservar el sistema de humedales Paraná-Paraguay, de importancia para el desarrollo sustentable de la región.

En la apertura del encuentro, el director nacional de Gestión Ambiental del Agua y de los Ecosistemas Acuáticos, Javier García Espil, describió la iniciativa como “un programa audaz, ambicioso y estimulante” y explicó que “presenta una mirada que es global pero que también atiende a las realidades locales. Una mirada desde la conservación y las áreas protegidas pero también desde los usos productivos de un territorio que es heterogéneo, que es complejo y que es rico en biodiversidad y en culturas de años y años de aprender a convivir con el ecosistema”. En tal sentido, agregó: “Volver a poner ciertas prácticas históricas en primer plano, como instrumentos de un uso sustentable del territorio y de una comprensión de las complejidades que este ecosistema nos plantea es una virtud enorme de este proyecto. Y hacerlo a través del diálogo intersectorial, interjurisdiccional, participativo, con los actores científico-académicos es muy estimulante”.

Además, García Espil reafirmó el compromiso “Desde el ministro Sergio Bergman hasta los equipos técnicos del Ministerio de Ambiente de seguir trabajando en conjunto y de manera articulada, cada uno desde su lugar, apoyando estas iniciativas para continuar ampliando espacios institucionales que nos permitan ponernos objetivos y cumplirlos”.

Por su parte, el presidente de la Fundación Humedales, Rubén Quintana, explicó sobre el corredor Paraná-Paraguay que “Ocupa un lugar central en la segunda cuenca más importante de Sudamérica que es la Cuenca del Plata, un importante reservorio de biodiversidad y de agua, que va a ser un recurso turístico en el futuro cercano, y también que ofrece una enorme cantidad de bienes y servicios ecosistémicos a la sociedad”.

Además, señaló que “el programa es un desafío porque implica una aproximación desde distintas ópticas” a lo que agregó que “tiene como objetivo la generación de información de base, pero al mismo tiempo, articular políticas y acciones con organismos gubernamentales de distinto nivel”. Finalmente, aseguró que el programa “tiene un importante componente de transferencia a los sectores productivos, actividades de difusión, concienciación y capacitación”.

El corredor azul se extiende a lo largo de 3.400 km desde su origen en el pantanal brasileño, pasando por Bolivia y Paraguay, hasta su desembocadura en el delta del Paraná en Argentina. El desafío del programa consiste en preservar la integridad ecosistémica y la conectividad de los humedales del corredor, que contribuyen a regular las inundaciones, almacenar carbono, proveer agua potable y son base de las producciones ictícola, ganadera y ecoturística.

El Programa Corredor Azul es una iniciativa de Wetlands International, implementada por la Fundación Humedales, Oficina Regional de Argentina de Wetlands International para Latinoamérica y el Caribe, con el apoyo del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación junto a otras instituciones.

En la apertura del encuentro, también participaron el coordinador regional Centro Este de la Administración de Parques Nacionales, Guillermo Martín; el director de la Fundación Humedales/Wetlands International y director del Programa Corredor Azul, Daniel Blanco; y el presidente de Fundación Innovación y Tecnología de la UNSAM, Alberto Pochettino.