Se presentó el libro “Tribunas sin Pueblo”, de Gustavo Campana, en el Museo Sitio de Memoria ESMA - ex CCDTyE

En el marco de la muestra temporaria EL MUNDIAL EN LA ESMA.


Testimonios, objetos y vivencias. Vivir en el centro clandestino durante el Mundial 78, se presentó el libro Tribunas sin Pueblo. Vuelta olímpica en orsai del país neoliberal, de Gustavo Campana, con la presencia de más de 100 personas y una mesa integrada por el periodista Víctor Hugo Morales; el humorista y escritor Adrián Stoppelman, la periodista especializada en temas de derechos humanos Luciana Bertoia, y el autor del libro, en la sala El Dorado del Museo Sitio de Memoria ESMA - ex CCDTyE.

La apertura de la presentación estuvo a cargo de Sebastián Schonfeld, director de Relaciones Institucionales del Museo, quien realizó una breve presentación del Museo, emplazado en el edificio que funcionó como Centro Clandestino de Detención Tortura y Exterminio de la ESMA. Además, leyó un saludo en nombre de la directora ejecutiva, Alejandra Naftal, que no pudo estar presente: “Para el Museo es fundamental contar con la participación de ustedes y de quienes nos visitan, como una demostración cabal de que el pasado reciente se asoma inexorablemente sobre nosotros. Espero que sea una estimulante actividad y una muestra más de que este espacio se constituyó como un acuerdo de los argentinos y argentinas. Nunca Más terrorismo de Estado y Nunca Más un Estado fuera de la ley”.

A continuación, la directora de Contenidos y Producción Museográfica, María Rosenfeldt, introdujo a la/os invitados dando el pie para un cálido aplauso de parte del público: “Esta presentación nos permite desde el presente seguir reflexionando sobre lo que nos pasó 40 años atrás”.

La periodista Luciana Bertoia abrió la mesa reflexionando acerca del subtítulo del libro Vuelta olímpica en orsai del país neoliberal: “Pensar qué significa esta vuelta olímpica en orsai nos remite al horror que se vivía aquí, a pocas cuadras del estadio. Este libro nos sirve para pensar esta relación que hay entre política, represión y medios de comunicación”.

A continuación tomó la palabra Víctor Hugo Morales: “Cotejaba el silencio de todos nosotros cuando mirábamos este material sobre los juicios –refiriéndose a las proyección en la sala El Dorado, con información sobra las causas y sentencias ESMA– con la algarabía de aquel momento de la copa del mundo. Este es un libro que viene a echar luz, a moverla hacia otros lugares del escenario donde no está la escena principal, para informarnos de cosas que, aunque sabemos, tenemos demasiado sueltas. Se trata de una posibilidad periodística instructiva, emocionante y aterradora”.

Asimismo, Adrián Stoppelman recordó su colaboración como guionista de la puesta museográfica del Museo Sitio de Memoria ESMA y también como testimoniante para el libro de Campana: “Vine a acompañar a Gustavo a quien le compartí mis anécdotas del Mundial. A mis 16 años yo ya había ido bastante a la cancha y en esos partidos pasaba algo extraño. Cuando sonaba el himno veíamos salir de entre la gente a alguien que decía: ´Griten fuerte, carajo, es la imagen de la Argentina en el exterior´. Otros confirmaron esa misma anécdota, en otros lados del estadio. Nos hace reflexionar… Cómo uno estaba metido ahí, sin saber lo que pasaba”.

Gustavo Campana, por su parte desarrolló con lujo de detalles parte de los contenidos de su libro ante una audiencia atenta y expectante a su relato que no escatimó en anécdotas, historias complejas y entreveradas sobre el antes, durante y después del campeonato del fútbol en pleno contexto de dictadura. Comenzó su exposición diciendo: “Más de una historia debería ser contada más allá de la cantidad de veces que ya se haya contado. Porque se ha deshistorizado. Este es un libro que intenta armar, más o menos completa, la postal de una época”. Así recorrió varios de los capítulos que componen la publicación. Habló de la rivalidad entre las fuerzas que comandaban Videla y Massera, las publicidades de Burson-Marsteller, la Revista Humor y las calcomanías que regalaban con la leyenda: los argentinos somos derechos humanos. “La última dictadura entiende muy rápidamente que puede convertir al Mundial en la más grande operación de prensa, para contrarestar la campaña antiargentina, sostuvo para englobar el tema de su libro.

Para finalizar la presentación, Campana invitó a recorrer la muestra “para entender algunas cosas que son parte de la sin razón y la crueldad”. En el cierre del acto Sebastian Schonfeld agradeció a los presentes: “Es muy importante que vengan y que cuenten lo que vieron acá”.

El evento contó además con la presencia de Alfredo “Mantecol" Ayala, sobreviviente del ex CCDTyE; Verónica Caamaño, directora general de Derechos Humanos del Municipio de Tigre; y la fotógrafa Mónica Hasenberg.