Se inauguró en Buenos Aires el Congreso Mundial de Mediación


La vicepresidenta de la Nación, Gabriela Michetti; la vicepresidenta de la Corte Suprema de Justicia, Elena Highton de Nolasco, y el ministro de Justicia y Derechos Humanos Germán Garavano abrieron hoy las sesiones del XVI Congreso Mundial de Mediación en un importante centro de convenciones de Parque Norte.

El Congreso está pensado como un espacio para dar a conocer los avances nacionales e internacionales de los métodos adecuados de resolución de conflictos (MARC), con foco en el acceso igualitario a la justicia y en la construcción de sociedades más dialogantes, tolerantes, inclusivas y equitativas.

En la apertura, la vicepresidenta Michetti afirmó que “la mediación es un procedimiento alternativo de resolución de conflictos que fomenta que vivamos en una sociedad más pacífica, donde haya diálogo y consenso, lo cual es central para nuestras democracias”. En tanto, la jueza de la Corte Suprema, Elena Highton de Nolasco, destacó los avances en materia de acceso a justicia que impulsa el máximo tribunal desde que, a través de su aporte y el de la jueza Gladys Álvarez, se implementara la mediación en el país. Asimismo, llamó a los convocados a sumarse “a una red federal que estamos constituyendo para que las cortes, los consejos, mediadores, y las instituciones públicas y privadas que hagan mediación se inscriban”.

Por su parte, el Ministro de Justicia German Garavano, remarcó el perfil social del instituto al decir que “la medición tiene el efecto de solucionar los conflictos de gente que muchas veces no puede recurrir a los tribunales, y que con esta instancia se atreve a presentar sus problemas. Se trata de una herramienta para resolver conflictos, pero a su vez tiende a lograr sociedades más justas y pacíficas. Es importante promover este cambio cultural”.

De la apertura también participaron, la presidenta de la Junta Federal de Cortes y Superiores Tribunales de Justicia, María del Carmen Battaini, y el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey. El encuentro internacional es el de mayor trascendencia en la temática del año, se desarrollará hasta el 22 de septiembre, y contempla la realización de **tres conferencias magistrales, diez mesas temáticas y diez foros de intercambio con el público sobre la mediación en los diferentes ámbitos de la vida social¨¨.

Participan de las actividades, profesionales de todo el mundo que reflexionarán sobre la conflictividad e intercambiarán prácticas que ayuden a construir una cultura de paz sostenible en Latinoamérica y el planeta, y reunirá a representantes de organismos y entidades internacionales que actúan en el campo de los MARC y de la promoción de la cultura del encuentro.

La edición XIV está centrada en tres ejes: la evaluación del impacto de la mediación y de los métodos adecuados de resolución de conflictos (MARC) en el tránsito hacia una cultura de paz; el reposicionamiento y la importancia de la mediación en relación con la justicia restaurativa, la cultura de paz y la consolidación de la democracia, y finalmente, la consolidación de una red internacional de mediación para intercambiar información entre los gobiernos y los organismos internacionales.

La mediación tiene relevancia política, jurídica y también ética. Se trata de una herramienta de inclusión que permite llegar a los sectores vulnerables o marginados con un mecanismo de acceso a la justicia del que fueron históricamente privados, mejora el uso de recursos y tiempo en el proceso judicial y pone de relieve valores de implicancia ética y pedagógica, ya que sirve para consolidar la idea de que los conflictos deben ser resueltos de manera pacífica, a través del diálogo.

El XIV Congreso Mundial de Mediación y Cultura de Paz está organizado por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, la Universidad de Sonora y el Instituto de Mediación de México.