RSO: mejoras en el manejo del salvamento y extinción

La activación temprana del Servicio de Salvamento y Extinción en los aeródromos y la visibilidad con la que debe contar el controlador aéreo sobre toda la superficie del aeropuerto son los temas de las Recomendaciones de Seguridad Operacional incluidas en el Informe de Seguridad Operacional del accidente de la aeronave matrícula LV-CJN.


Dicho informe es producto de la investigación del accidente experimentado por la aeronave Beechcraft Baron BE-58P matrícula LV-CJN que ocurrió el 28 de abril de 2017 en el Aeropuerto Internacional Gobernador Horacio Guzmán de la ciudad de Jujuy.
El trabajo de investigación detectó cuestiones de seguridad operacional relacionadas con los factores por las cuales la aeronave realizó un contacto anormal con la pista, la celeridad de la activación del Servicio de Salvamento y Extinción en los aeródromos; y la visibilidad con la que debe contar el controlador aéreo sobre toda la superficie del aeropuerto.

Es por ello que la RSO 1704, dirigida a la Empresa Argentina de Navegación Aérea (EANA), sugiere “revisar y enmendar, de ser necesario, las pautas de activación del Servicio de Salvamento y Extinción de Incendios luego de un accidentes a los efectos de asegurar su correcta provisión”. Asimismo también se recomienda que sea puesta a revisión la capacitación e instrucción destinada al personal bajo cuya responsabilidad se encuentra esta tarea.
Por otra parte el Informe contiene dos RSO destinadas a la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC). La RSO 1705 indica que se debe “efectuar un control de amplio alcance a fin de asegurar que los aeropuertos se encuentren libres de obstáculos que impidan una clara visibilidad de las áreas de movimiento de aeronaves”.

Por su parte la RSO 1706 recuerda que el Manual de Aeródromos y Helipuertos (MADHEL) de la República Argentina y las publicaciones de información aeronáutica son recursos de seguridad operacional que deben suministrar información actualizada y fidedigna. Al respecto sugiere “arbitrar los medios necesarios a fin de modificar la información suministrada en los documentos de consulta citados” en la investigación “en base a las categorías del nivel de protección del Aeropuerto Internacional Gobernador Horacio Guzmán”.

El accidente en cuestión ocurrió durante el aterrizaje, cuando la aeronave experimentó un contacto anormal con la pista debido a que el tren de aterrizaje estaba parcialmente desplegado al momento del toque.

De las conclusiones se desprende, entre otros factores, que el plan de emergencia del aeropuerto no se inició en tiempo y forma al producirse el accidente, al tiempo que desde la torre de control se detectaron obstáculos que interferían con la visibilidad de los operadores, sobre todo cuando las aeronaves aterrizan en la cabecera 34. Finalmente también se encontraron desfasajes entre la información contenida en el MADHEL sobre el Aeropuerto de Jujuy y la realidad.

El Informe de Seguridad Operacional puede consultarse haciendo click aquí.