Rossi y Vizzotti supervisaron la vacunación del personal militar que desde el inicio de la pandemia realiza tareas de apoyo a la comunidad en el AMBA

Rossi: “Desde el primer día de la pandemia las Fuerzas Armadas realizan tareas de prevención sanitaria por requerimiento de actores del Estado, no hacen tareas de seguridad interior ni control ciudadano”


El ministro de Defensa, Agustín Rossi, junto a su par de Salud, Carla Vizzotti, estuvieron presentes hoy en la posta de vacunación instalada en el Regimiento de Granaderos a Caballo “General San Martín”, ubicado en el barrio porteño de Palermo, para supervisar el avance de la inoculación de los hombres y mujeres de las Fuerzas Armadas que desde hace más de un año ininterrumpido cumplen tareas de apoyo logístico y asistencia humanitaria en el Comando de la Zona de Emergencia Metropolitana (CZEM).

“El personal militar que hoy está recibiendo la vacuna estuvo desde el inicio de la pandemia en La Matanza, Quilmes, Moreno y San Martín, entre otras jurisdicciones del AMBA, cumpliendo con diversas tareas operativas sanitarias y de apoyo a la comunidad, tales como la elaboración y distribución de raciones de comida”, apuntó Rossi, y destacó también su participación “en los centros vacunatorios de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, con más de 100 efectivos desplegados para brindar ayuda en la organización”.

En sus palabras, el funcionario remarcó la “expertise de las Fuerzas Armadas para enfrentar situaciones de emergencia y su constante predisposición para desplegarse en aquellos lugares donde sean solicitadas”. Y continuó: “Desde el primer día de la pandemia hemos estado haciendo tareas de prevención sanitaria por requerimiento ya sea del Ministerio de Salud de la Nación o de las provincias”. En ese sentido enumeró las capacidades castrenses, entre ellas los hospitales militares distribuidos en todo el país, el personal médico y de enfermería, los hospitales reubicables y las carpas sanitarias móviles.

En relación al rol asignado al personal militar tras los últimos anuncios del Presidente de la Nación, el ministro Rossi aclaró que “las Fuerzas Armadas no hacen tareas de Seguridad Interior ni de control ciudadano: eso está taxativamente prohibido por las leyes en la Argentina”. Y explicó que “la multiplicidad de acciones que vienen realizando provienen de la demanda de actores del Estado como gobiernos provinciales, municipales y Ministerios”.

“Concurrimos con personal idóneo y desarmado para cumplir con la tarea específica encomendada” señaló el titular de la cartera sobre la presencia de hombres y mujeres militares en las actividades de prevención sanitaria.

Por su parte, Vizzotti expresó: “Agradezco al ministro Rossi y a todo el personal de las Fuerzas Armadas que están trabajando desde el primer día de la pandemia de manera conjunta con todos los ámbitos del gobierno, de acuerdo a los requerimientos de las jurisdicciones”, e incitó a “seguir fortaleciendo este trabajo de protección civil, asistencia a la comunidad y operativos sanitarios ante la segunda ola que atraviesa la Argentina”.

El personal de nuestras Fuerzas Armadas lleva concretadas cerca de 39.500 tareas a lo largo del territorio nacional en más de 390 días consecutivos de operaciones para luchar contra la pandemia del COVID-19. Entre las diversas acciones emprendidas se destacan: actividades de planeamiento, asesoría y consultoría interagencial; operaciones aéreas para el traslado de insumos, pasajeros y repatriación; apoyo sanitario y ampliación de infraestructura; planeamiento y apoyo logístico en la elaboración y distribución de alimentos.

Participaron también del recorrido por la posta de vacunación los jefes del Ejército, general de División Agustín Humberto Cejas; de la Armada, vicealmirante Julio Horacio Guardia; de la Fuerza Aérea, brigadier Mayor Xavier Julián Isaac; el comandante Operacional del Estado Mayor Conjunto, general de Brigada Martín Deimundo Escobal; el comandante Conjunto de la Zona de Emergencia Metropolitana, general de Brigada Néstor D´Ambra; y el titular del Regimiento de Granaderos a Caballo, coronel Gonzalo Rodríguez Espada.