Roberto Moro recorrió centros, que abordan las adicciones, en Florencio Varela y Quilmes


El secretario de Políticas Integrales sobre Drogas de la Nación Argentina (SEDRONAR), Roberto Moro, visitó dos dispositivos de prevención y tratamiento de las adicciones, que son gestionados por organizaciones de la sociedad civil en la zona sur del conurbano bonaerense.

En un principio, Moro llegó Florencio Varela donde está ubicado el Hogar “Se puede”, que alberga a 40 jóvenes y adultos en tratamiento. Allí fue recibido por el director del establecimiento, Marcelo Lorenzo, quien estaba acompañado por Carlos Annacondia. Juntos recorrieron el predio, en el que se destaca la panificadora, donde todos los días elaboran pan, medialunas y facturas, entre otros, que venden por la zona y en el transporte público.

“Hoy 40 personas viven acá, duermen en este lugar. Estaban en situación de calle y con problemas de consumo. Hace un año que comenzamos con este trabajo y el resultado es positivo”, explicó Marcelo.

Por su parte, Moro destacó que “vienen haciendo un trabajo impresionante, que desde SEDRONAR, tenemos que apoyar y acompañar”. “La articulación entre el Estado y las organizaciones es fundamental para encarar esta problemática”, agregó.

Luego, el titular de la SEDRONAR se trasladó a Quilmes donde visitó el Espacio “Más Vida”, de la Fundación “Ríos de Vida”, un centro de asistencia social y prevención de las adicciones, en el que participa como referente espiritual, Carlos Annacondia. Este establecimiento brinda apoyo escolar para niños y adolescentes y talleres gratuitos de arte y oficios, como cocina, herrería y peluquería, entre otros. Además ofrece merienda y cena a personas en situación de calle o de bajos recursos de la zona y cuenta con un “roperito social”, con donación de ropa.

“La sociedad todavía no asumió que las adicciones son un problema de todos, sigue creyendo que es solo del que consume y de su entorno familiar”, reflexionó Moro.