Presidencia de la Nación

RITE: presentación de avances

Representantes de empresas privadas y con participación estatal, organismos públicos, organizaciones de la sociedad civil y profesionales del compliance, que fueron protagonistas desde el diseño colaborativo hasta la implementación de la herramienta, expusieron sobre el desarrollo y los desafíos de la iniciativa impulsada por la OA.


La Dirección de Planificación de Políticas de Transparencia de la Oficina Anticorrupción (OA) presentó este jueves 23 de junio los avances en la implementación del Registro de Integridad y Transparencia para Empresas y Entidades (RITE). En el evento participaron como expositores de cada panel los representantes de empresas, entidades y sociedad civil que forman parte de la iniciativa de la OA.

La actividad fue organizada de manera conjunta con el Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la Ciudad de Buenos Aires, que fue el anfitrión del evento desarrollado en su sede.

La apertura del evento estuvo a cargo de Oscar Fernández, tesorero del Consejo Profesional de Ciencias Económicas de CABA, quien remarcó la importancia del lanzamiento oficial del RITE “donde estuvimos desde el principio, en la elaboración de la idea, colaboramos con la OA en muchos de estos temas y hemos firmado un convenio para colaborar y trabajar”. Contó además que “los profesionales en ciencias económicas estamos muy interesados en el tema porque participamos activamente en las empresas y son el centro de este tema”.

Por su parte, Luis Villanueva, subsecretario de Planificación de Políticas de Transparencia de la OA, contó que “RITE es un proyecto de elaboración colectiva, no es fácil ni común que el sector público y el privado nos pongamos de acuerdo en muchas cosas, a veces no es sencillo, y esta una muestra que sí. Hemos conversado muchas veces, el proyecto ha variado mucho desde el comienzo y hoy está a punto de estar online. Agradecemos el acompañamiento de todos los organismos públicos, al sector privado y a las organizaciones de la sociedad civil”.

El primer bloque del encuentro estuvo a cargo de Raúl Saccani, consultor del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), quien presentó los avances de la plataforma del Registro. “Estas son las últimas estaciones del tren del diseño del RITE que está a punto de empezar el verdadero camino, el de la transformación que estamos esperando que signifique en muchos aspectos”, dijo Saccani.

El consultor del BID e integrante del Consejo de Ciencias Económicas, realizó una simulación de navegación dentro de la plataforma web del RITE, donde fue mostrando cada uno de los pasos que se pueden seguir, y destacó la importancia de la clasificación de la empresa que abre un camino crítico para cada tipo de entidad (pequeña, mediana o grande). A la vez que resaltó que dentro de la web “a medida que se completan niveles se habilita la visualización de información de otras empresas que estén al mismo nivel de carga. Esto funciona como incentivo para que carguen más información y les va a permitir acceder a un nivel mayor de información de los terceros que quieran acceder”.

Primer panel: Los primeros pasos en el RITE

La moderación estuvo a cargo de Mariana Regueira Corti, Directora del Centro de Competencia Compliance de AHK Argentina, quien expresó: “para nosotros, como entidad de cooperación binacional, nos parece importante poder contribuir con una política pública como es RITE, que lleva estándares internacionales y tiene cooperación transnacional con México. Estuvimos trabajando durante la pandemia y fue un placer participar como representantes del sector privado”.

Sobre los inicios del RITE, Maria Archimbal, Chief Compliance Officer en YPF S.A. dijo: “El hecho de que exista una herramienta como RITE colabora en el análisis que nosotros podemos hacer en los procesos de debida diligencia de nuestros terceros. YPF tiene un programa de terceros dentro del programa de integridad, con lo cual el hecho de que se promuevan este tipo de herramientas facilita y complementa el análisis que nosotros podemos hacer de aquellas terceras partes con las que nos relacionamos”. A su vez, explicó: “estamos pensando incorporar dentro del programa de integridad de la compañía algún aspecto que esté vinculado con RITE, obviamente como es voluntario no es una cuestión excluyente pero valorar que las empresas de nuestra cadena de valor estén en RITE”.

A su turno, Patricia Vázquez, oficial de ética y cumplimiento en MetroGas, hizo hincapié en el proceso del diseño del RITE: “El primer contacto con RITE fue en agosto de 2021, en una presentación que la Oficina Anticorrupción hizo al IAPG. La primera impresión fue ‘quiero estar ahí, quiero sumarme’ y creo que hicimos una lista de quienes queríamos participar de las mesas. A las dos semanas nos empezaron a llegar las invitaciones y ya después de la primera experiencia de mesa dije ‘quiero seguir’, porque yo no había estado en muchos ámbitos participativos donde este intercambio público-privado funcionara, y funcionó muy prolijo. Con debates de organismos de la sociedad civil, academia, empresas. Fueron como siete mesas que se organizaron, con una agenda previa y espacio para que mandes los comentarios. En la reunión venían procesados y se trabajaba sobre las preguntas, se tomaban los comentarios y de una reunión a otra se generaba otra versión. Fue realmente muy participativo”.​​ Luego, agregó: “cuando profundizamos en la herramienta vimos lo valioso del espacio colaborativo, de las conversaciones que se generaron, todo el proceso fue enriquecedor para la propia autoevaluación del programa. Y después, en miras de poder sumar a la cadena de valor y tener ahí un repositorio comparable, con información ordenada es interesante”.

Marcelo Rogora, director de integridad y buenas prácticas en AySA, contó acerca de la decisión de la entidad de sumarse al Registro: “AySA está trabajando en ejes que la herramienta RITE también los comparte. Participación ciudadana, rendición de cuentas, transparentar la gestión, modelos de gestión eficientes coinciden con los lineamientos que tiene la empresa”. .Rogora resaltó el carácter voluntario del Registro de Integridad: “Me parece muy bueno que el RITE tenga un carácter voluntario. Ir a la cultura del cumplimiento, del compromiso, es decir, cumplo no solamente porque hay una ley que me dice que cumplo, sino que cumplo porque estoy convencido, porque es la manera en la que quiero actuar y en la que quiero llevar adelante mi gestión”.

Por su parte, Rodrigo Olivero, director de Datastar, empresa dedicada a soluciones informáticas, relató que el interés por RITE “vino acompañado por nuestro interés por el cumplimiento y la integridad que nosotros creemos que -lamentablemente por ahora- es atípico para las PyMEs, aunque esperamos que sea norma en breve. Parte de ese problema es que somos partners de empresas muy grandes que fueron ajustando mucho las clavijas en términos de cumplimiento. Eso sumado a que se empezó a poner como condición de ser contratista del Estado tener un programa de integridad, entonces vimos a la iniciativa como una ventaja competitiva”.

Accedé a la nota sobre el Segundo panel: Multiplicadores de la acción colectiva

Scroll hacia arriba