Rial destacó cumplimiento del Pacto Mundial de Empleo de la OIT

La secretaria de Trabajo, Noemí Rial, inauguró esta semana la Delegación San Carlos de Bariloche de la cartera laboral y visitó la provincia de Neuquén, donde aseguró que el Gobierno argentino cumplió de forma acabada con las determinaciones del Pacto Mundial del Empleo de 2009


La secretaria de Trabajo, Noemí Rial, visitó ayer la provincia de Neuquén tras inaugurar el día anterior la Delegación San Carlos de Bariloche de la cartera laboral. La funcionaria ofreció una conferencia de prensa para referirse a temas relacionados con el trabajo, ocasión en la cual aseguró que el Gobierno argentino cumplió de forma acabada con las determinaciones del Pacto Mundial del Empleo de 2009.

Rial, reivindicó “el absoluto cumplimiento” por parte del Gobierno argentino de las determinaciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) contenidas en el Pacto Mundial del Empleo, aprobado en 2009.

La secretaria de Trabajo hizo eje en ese instrumento, impulsado por el organismo laboral tripartito internacional y se refirió a “los parámetros que promociona” esa herramienta. “El Ministerio de Trabajo y el Gobierno nacional cumplieron todas las etapas de fortalecimiento del empleo; con las herramientas de la seguridad social; con una mayor presencia en la negociación colectiva y con la regulación del salario mínimo”, aseveró.

Rial, acompañada por la

secretaria de Seguridad Social, Ofelia Cérola, evaluó la situación del empleo en el país y ratificó que el trabajo no registrado en la Argentina se redujo en 16 puntos. Destacó la presencia del mundo del trabajo desde 2003 y se refirió a “la promoción de los Programas de Recuperación Productiva (REPRO) -a los que también hizo mención ayer en Bariloche-, a la inserción laboral de los jóvenes, el conflicto y la presencia de la negociación colectiva”.

En otro orden, al explicar las ya resueltas suspensiones que decidió el lunes último la empresa Fiat, en Córdoba, Rial opinó “se trató de una decisión y de una acción precipitada”. Las conversaciones mantenidas en su momento con el Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (SMATA) dieron cuenta acabada de que la situación no era tan seria. La medida de suspensión de una parte del personal -ya levantada- obedeció más a una connotación política por la proximidad del comicio del 23 de octubre que a una verdadera realidad de crisis”.