Resultado fiscal - Mayo 2021

En mayo, el Sector Público Nacional registró un déficit primario de $54.520 millones.


Esta dinámica estuvo motorizada por las erogaciones en Programas sociales como Políticas Alimentarias, REPRO II y Potenciar Trabajo, el segundo bono de $1.500 a los haberes jubilatorios más bajos y la inversión en infraestructura que casi duplica su participación respecto a la de igual periodo del 2020.

En particular, el Sector Público Nacional (SPN) registró en mayo un déficit primario de $54.520 millones y un déficit financiero de $144.852 millones. Este resultado primario no tiene en consideración la recaudación registrada en las cuentas públicas correspondiente al Aporte Solidario ($80.234 millones) (1) . Si se adicionara dicha recaudación, el resultado primario sería superavitario en $25.714 millones, mientras que el resultado financiero sería deficitario en $64.618 millones. Así, al mes de mayo se acumula un déficit primario de $54.881 millones y financiero de $306.058 millones. Dichos resultados son los expuestos en el esquema Ahorro – Inversión – Financiamiento.

El Aporte Solidario es un recurso afectado, es decir que el monto recaudado a partir del mismo se utiliza exclusivamente para gastos destinados a morigerar los efectos de la pandemia según lo dispone la Ley N° 27.605. Así, dado que sus gastos asociados se efectuarán a lo largo del ejercicio fiscal, se consideró adecuado excluir los mismos al analizar la dinámica fiscal mensual de mayo.

En el período de referencia, los ingresos totales del SPN neto del Aporte Solidario ascendieron a $631.070 millones (+92,3% i.a.). Los ingresos tributarios crecieron 99,2% i.a., guarismo que se explica por el impacto del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO) en 2020, que afecta la base de comparación, y la contribución de los tributos asociados al comercio exterior por la suba de los precios internacionales.

Los derechos de exportación registraron una suba de 275,8% i.a., impulsados por el sostenimiento de los términos de intercambio favorables; de esta forma, acumulan una recaudación en el año de 0,9% del PBI. Otros tributos que tuvieron incrementos significativos fueron el IVA neto de reintegros (+$50.729,1 millones; +90,6%), Ganancias (+$28.415,8 millones, +61,0%) y Débitos y Créditos Bancarios (+$21.326,8 millones; +79,8%).

Aun con las medidas de eximición de pago de contribuciones patronales al sector salud y a otros sectores afectados de forma crítica por la pandemia, los Aportes y Contribuciones de la Seguridad Social presentaron un crecimiento de 69,8% i.a., consolidando la tendencia creciente observada hasta el momento. En cuanto a las rentas de propiedad, se observa un incremento de +$33.201 millones, parcialmente explicado por el cobro de servicios de los préstamos ARGENTA otorgados por el FGS (+$8.260,6 millones), que se encontraba suspendido el mismo periodo del año pasado.

Por su parte, los recursos de capital registran una caída explicada por lo dispuesto en la Ley N° 27.574, que suspendió el financiamiento a la ANSES por parte del FGS para hacer frente a las erogaciones del programa de reparación histórica.

En cuanto a las erogaciones del SPN, el gasto primario registró en mayo una suba de 18,3% i.a., que asciende a alrededor de 48,1% si se excluye el gasto COVID correspondiente al mes de mayo de 2020, cuando había cese prácticamente total de la actividad económica debido al ASPO, una expansión en línea con el incremento de precios del período. El rubro que motoriza el incremento del gasto es la inversión de capital (+76,4% i.a.), principal pilar de la Ley de Presupuesto 2021.

Si bien las transferencias corrientes habrían presentado una merma de $13.204 millones (-4,8% i.a.), este comportamiento se revierte si se excluyen del análisis los gastos COVID extraordinarios del 2020 (+52% i.a.). Aquellas con destino al sector privado (1,1% i.a.) también arrojan un crecimiento neto de gasto COVID (+58 % i.a.). En este universo se destaca el aporte del Estado en concepto de Políticas Alimentarias (+101,2% i.a; +$10.570 millones), explicado tanto por el incremento de la asignación del 50% como por la ampliación del universo de beneficiarios hasta 14 años (inclusive) para asistir a las familias ante la continuidad de la pandemia. Adicionalmente, el Programa Acciones de Empleo – principalmente REPRO II - registró un incremento de +$8.801 millones, orientado a suplir las pérdidas de los sectores productivos afectados de forma crítica por la pandemia y proteger el saber hacer de la economía; de la misma forma, el programa Potenciar Trabajo registró mayores transferencias por +$6.802,3 millones (+118,1%) debido al incremento significativo en la cantidad de beneficiarios y una actualización del 45% en el Salario Mínimo Vital y Móvil respecto el mismo periodo del año pasado.

En materia de subsidios energéticos, se destacan las mayores asistencias a CAMMESA por +$24.484,4 millones (+57,2%) respecto de mayo 2020. Asimismo, el programa “Formulación y Ejecución de Políticas de Hidrocarburos” aumentó +$6.378 millones (+230,1%) respecto al mismo mes del año anterior, explicado por el programa Plan Gas (+$4.908,3 millones).

Por su parte, las erogaciones por prestaciones de la seguridad social ascendieron a $257.023 millones. La dinámica en el pago de jubilaciones y pensiones se explicó por el impacto de la movilidad y el refuerzo otorgado de $1.500 a los haberes más bajos, el cual se otorgó tanto en el mes de abril como en el de mayo.

Las transferencias corrientes al sector público presentan una variación negativa de $16.826 millones (-24,4% i.a.) ocasionada por un elevado nivel de transferencias en igual mes del 2020; la evolución de este rubro es positiva si se excluye el gasto COVID (+30,4 i.a.). En ese sentido, debe considerarse el Programa para la Emergencia Provincial (2020), que desplegó un paquete de asistencia en el marco de la pandemia por el que se destinaron alrededor de $11.000 millones en mayo de 2020 con impacto sustancial en el gasto. En el presente ejercicio, se destacan las transferencias con destino a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires por el cumplimiento de lo estipulado en la Ley Nº 27.606 (+$2.155 millones) y a la provincia de Buenos Aires por alrededor de $4.500 millones en concepto del Fondo del Fortalecimiento Fiscal (FOFOFI) dispuesto en la Resolución 524/2020.

Por último, el gasto de capital registró una suba de +$19.402 millones (+76,4% i.a.). El crecimiento estuvo impulsado por una suba de la inversión de empresas públicas (+$7.329 millones) y por las erogaciones realizadas por la Dirección Nacional de Vialidad para la construcción de autopistas y autovías (+$5.229 millones). Además, se observaron mayores transferencias de capital a las provincias. De las mismas pueden destacarse las transferencias realizadas por el Min. De Obras Públicas destinadas al Plan Argentina Hace ($6.751,4 millones), como las realizadas por parte del Min. De Educación para gastos de infraestructura y equipamiento (+$1.465,8 millones) y fortalecimiento de Jardines Infantiles (+516,6 millones).

(1) Al 31/05/2021 se recaudaron $148.505 millones. En función de la normativa bancaria y contable del Sector Público, $80.234 millones se registraron en el mes de mayo. La diferencia se registrará en el mes de junio.


Descargas

SECTOR PUBLICO BASE CAJA - MAYO 2021 (0.08 MB)

    Descargar archivo