Recorrida por dos ex CCDTyE

El secretario de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragalla Corti, recorrió junto con Norberto Berner, de la Dirección Nacional de Sitios y Espacios de Memoria los Espacios para la Memoria y la Promoción de los Derechos Humanos - Ex CCDTyE "Automotores Orletti y Ex CCDTyE Olimpo", ambos ubicados en el barrio de Floresta, en la comuna 15 de la Ciudad de Buenos Aires.


En la recorrida con los equipos de trabajo encabezados por Ricardo Maggio de Orletti y María Eugenia Mendizabal de Olimpo pudieron comprobar el estado general de ambos lugares, profundamente deteriorados por la falta de mantenimiento y preservación en los últimos años. Además, intercambiaron propuestas y acciones para ponerlos en valor estos Sitios de Memoria, tanto desde el punto de vista edilicio como del de conservación, con el objetivo de continuar con actividades de investigación, archivísticas, culturales, educativas y de promoción de los Derechos Humanos que se desarrollan.

El ex CCDTyE Olimpo se encuentra en Ramón Falcón 4250 y funcionó entre el 16 de agosto de 1978 y finales de enero de 1979 en un predio perteneciente a la División Automotores de la Policía Federal. Sus instalaciones fueron especialmente construidas por agentes del Servicio Penitenciario Federal y parte de su infraestructura provenía del centro clandestino de detención, tortura y exterminio “Club Atlético”, que fue demolido en 1978 para la construcción de la Autopista 25 de Mayo.

En tanto, Automotores Orletti, ubicado en Venancio Flores 3519/21, otro de los Centros Clandestinos de Tortura y Exterminio emblemáticos que estuvo en funcionamiento entre mayo y noviembre de 1976. Fue la base de Operaciones Tácticas 18 (OT 18), que estaba bajo control de la Secretaría de Inteligencia del Estado (SIDE) y que recibió la colaboración del Batallón de Inteligencia 601, perteneciente al Primer Cuerpo de Ejército. Este antiguo taller de automotores y vivienda familiar de dos plantas fue alquilado y acondicionado por agentes de la SIDE para instalar el centro clandestino de detención que funcionó como base principal, en la Argentina, de la llamada Operación Cóndor. Este fue un pacto criminal mediante el cual los aparatos represivos de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay organizaron su accionar ilegal y coordinaron el secuestro, intercambio, desaparición y asesinato de militantes populares y líderes políticos entre los países de la región.