Reconocimiento a los héroes de Río Pueblo Viejo

Invitada por la Asociación de Oficiales Retirados de las Fuerzas Armadas “Islas Malvinas”, una delegación del Ejército participó en la ceremonia por el 44° aniversario de la muerte en combate del capitán (post mortem) Héctor Cáceres, ocurrida el 14 de febrero de 1975 en Río Pueblo Viejo, provincia de Tucumán.


La ceremonia, fue celebrada en la localidad de Capitán Cáceres y estuvieron presentes el comandante de la Vta Brigada de Montaña. Coronel Mariano Néstor Castelli y el jefe de la Guarnición de Ejército Tucumán, coronel Rubén Alberto García.

Luego de que el público presente entonara el Himno Nacional, el ayudante del coronel García leyó el mensaje del jefe del Ejército, teniente general Claudio Ernesto Pasqualini, en donde se destacó: “Hace 44 años, un puñado de hombres del Ejército Argentino, todos ellos jóvenes soldados, se adentraban en el monte tucumano en cumplimiento de un decreto presidencial, que en su espíritu buscaba restablecer la autoridad del Estado en su territorio y garantizar la paz de sus habitantes[…]. Es justo honrar el valor y aliviar el dolor de quienes lo dieron todo por nosotros. Ellos son parte de la verdad de nuestro pasado. La Nación les debe el justo reconocimiento a su sacrificio, y sus familias merecen nuestro respeto y consuelo. Sientan, los que lucharon en aquella jornada, el legítimo orgullo de que vistiendo el uniforme de la Patria lucharon por la libertad y los derechos que hoy gozamos…”.

Luego hicieron uso de la palabra el presidente de la Asociación de Oficiales Retirados de las Fuerzas Armadas “Islas Malvinas”, teniente coronel (retirado) Veterano de Guerra de Malvinas Oscar Jaimet, el general de división (retirado) Veterano de Guerra de Malvinas Mario Castagneto -compañero de promoción del capitán Cáceres- y el teniente coronel (retirado) Rodolfo Richter, herido gravemente en el combate.

El combate de Río Pueblo Viejo
El 5 de febrero de 1975, la presidente María Estela Martínez de Perón firmó el decreto N° 261/75 que establecía el Operativo Independencia en el territorio de la provincia de Tucumán.
Cuatro días después el grueso de la Vta Brigada de Infantería (hoy Vta Brigada de Montaña) se instala en el pueblo de Los Sosa, mientras que su puesto comando lo hace en Famaillá.

El 14 de febrero un equipo de combate del Ejército compuesto por unos 60 hombres, regresando de una misión de exploración se enfrentó con una columna de entre 20 y 30 insurrectos del ERP.
Al frente de las tropas constitucionales se desplazaban el cabo primero Orellana y el teniente Rodolfo Richter, los seguía el jefe del equipo, capitán Juan Carlos Jones y el teniente primero Héctor Cáceres.

A las cinco de esa tarde húmeda y calurosa, Richter diviso un guerrillero al frente, se lanzó a perseguirlo haciendo fuego con su fusil, pero es alcanzado por un disparo de escopeta en su espalda.

Cáceres no espero en acudir en su ayuda, arrojándose cuerpo a tierra al lado de él mientras se ejecutaba fuego entre las vanguardias de las dos formaciones. Ese acto heroico tuvo un alto precio, un disparo de FAL procedente de los terroristas hirió a Cáceres de muerte. Tenía tan solo 29 años.

El enfrentamiento fue intenso pero breve. Con el apoyo de helicópteros solicitado por el capitán Jones y generando el equipo de combate la contraemboscada, los guerrilleros se replegaron dejando dos muertos. Los militares habían sufrido un muerto y tres heridos, el teniente Richter -con un disparo de escopeta que lo dejó en silla de ruedas-, el subteniente Arias -que recibió también un tiro de Ithaca, pero que afortunadamente no alcanzó zonas sensibles- y el cabo primero Orellana -con un disparo de FAL que le abrió un surco en la espalda sin penetrarlo-.

El Ejército Argentino reconoce la entrega y abnegación del capitán (post mortem) Héctor Cáceres, y acompaña a sus familiares. Asimismo, destaca el valor y heroísmo demostrado por los heridos y los demás combatientes de este trascendental hecho.