Quedó totalmente pavimentada la Ruta Nacional 40 en Catamarca


El Ministerio de Transporte de la Nación inauguró la pavimentación de los 21 kilómetros de la Ruta Nacional 40 que van desde la localidad de Las Mojarras, en la provincia de Catamarca, hasta la altura de las ruinas de Quilmes, en los Valles Calchaquíes de Tucumán. De esta manera, en su tramo catamarqueño, el emblemático corredor quedó totalmente asfaltado.

La obra, que incentivará el turismo en los Valles Calchaquíes y facilitará el transporte de productos mineros y viñateros, contó con una inversión de 54 millones de pesos que fue financiada a través de Vialidad Nacional en el marco del Plan Belgrano. Los trabajos incluyeron, además de la elevación de la altura de la traza y su pavimentación, la construcción de alcantarillas y de cordones cunetas, y la instalación de 9.600 metros de red de agua potable para los vecinos de Las Mojarras y Fuerte Quemado.

En el acto de inauguración, que tuvo lugar en Fuerte Quemado, una pequeña localidad de Catamarca cerca del límite con Tucumán, el administrador general de Vialidad Nacional, Javier Iguacel, señaló que “una pavimentación es siempre un salto de calidad para los vecinos de las localidades que crecen a la vera de la ruta”. Y agregó “esta es una obra nueva, donde no había pavimento y que permitirá que catamarqueños y tucumanos tengan la ruta 40 totalmente asfaltada”.

Además, el titular de Vialidad señaló que se trata de “un tramo importantísimo para las actividades minera y vitivinícola de la zona, pero también para el turismo interprovincial hacia uno de los puntos más ricos de nuestro patrimonio. En las Ruinas de Quilmes se hallan algunos de los asentamientos precolombinos más importantes. Garantizar el acceso es también favorecer el conocimiento de nuestra historia”.

La RN40 es uno de los corredores emblemáticos del país, cuyo recorrido va desde Santa Cruz a Jujuy, y atraviesa las provincias de Chubut, Río Negro, Neuquén, Mendoza, San Juan, La Rioja, Catamarca, Tucumán y Salta.