Macri inauguró un nuevo EPI en Tucumán


El presidente Mauricio Macri encabezó el acto de inauguración del Espacio de Primera Infancia (EPI) "Estrellita de la Nueva Esperanza", en la ciudad tucumana de Tafí Viejo, construido con fondos recuperados de la corrupción. El mandatario puntualizó que la puesta en marcha de este centro "es un símbolo, porque logramos que el dinero de los argentinos vaya a los argentinos".

Esta obra, ejecutada en el marco del Plan Belgrano, se suma a los 373 Espacios de Primera Infancia que se construyeron o mejoraron en las diez provincias del Norte, donde 24.527 chicos reciben estimulación temprana y los cuidados necesarios mientras sus padres trabajan o estudian.

"Estos son espacios donde se respira futuro, esperanza, porque les cambia la vida a muchas familias", sostuvo el Jefe del Estado, quien estuvo acompañado por los ministros de Salud y Desarrollo Social, Carolina Stanley, y de Transporte, Guillermo Dietrich; el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis; y el diputado nacional José Cano, entre otras autoridades.

Los fondos para la construcción del centro fueron cedidos por la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) y provienen de los 790.550 dólares incautados de las valijas que traía al país el empresario venezolano Guido Antonini Wilson cuando en 2007 arribó al Aeroparque Metropolitano Jorge Newbery en un vuelo privado procedente de Caracas. El dinero fue puesto a disposición del Estado Nacional por parte del Juzgado Nacional en lo Penal Económico Nº 2 que intervino en la causa por infracción a la Ley 22.415.

Macri recordó que este espacio forma parte del Programa Nacional de Primera Infancia en el que el Gobierno nacional viene trabajando desde 2016.
"Hoy, gracias a eso, en todas las provincias hay 114.000 chicos que reciben este nivel de cuidado, atención y estimulación para prepararlos para la etapa más importante de su vida, que es cuando entran a la escuela", señaló el Presidente.

Por su parte, la ministra Stanley sostuvo que "este espacio simboliza el cambio que nos piden los argentinos: verdad, transparencia y la decisión política de recuperar el dinero de la corrupción para que vuelva a la gente". Y agregó “esta es la mejor inversión: cuidar el crecimiento de los más chicos y darles tranquilidad a sus familias".

La obra, que concluyó en mayo último, fue gestionada y llevada adelante por la asociación civil local Mica para los Niños, a cargo de Mercedes del Valle Medina, bajo la supervisión de la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia. El centro tiene más de 200 niños inscriptos de entre 45 días y 4 años y dispone de salas de 1, 2, 3 y 4 años, lugar para lactantes, sanitarios, salón de usos múltiples, cocina, oficinas y un patio para recreación.

Este ha sido el segundo EPI edificado con dinero recuperado en el marco de las causas que lleva adelante la Justicia para investigar y castigar hechos de corrupción. El primero fue “La casa de los gurises”, que inauguró el presidente Macri en octubre del año pasado en la localidad de Villa Bonita, departamento Oberá, en la provincia de Misiones.