Protocolo para la aplicación de la ley 26160

La presidenta del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI), Magdalena Odarda, declaró de interés democrático e intercultural, el “Protocolo para el Abordaje en conflictividades de tierras y las Comunidades Aborígenes” de la Provincia de Jujuy.


El Instituto Nacional de Asuntos Indígenas, en el marco de las competencias propias asignadas por la Ley 23.302, ha sido un agente de la aplicación del plexo normativo indígena, tanto como órgano ejecutor como de consulta de otras áreas del Estado.
En función de tales características, el INAI se ha presentado en innumerables procesos administrativos y judiciales a fin de informar sobre el alcance de la ley indígena, bregando por el diálogo y cooperación de los estamentos de todos los poderes públicos a fin de efectivizar la implementación de políticas públicas, con el fin de evitar actos de gobierno y/o sentencias judiciales que puedan perjudicar los derechos consagrados por los pueblos indígenas.
En dicho contexto, y a instancia de las autoridades representativas del Consejo de Delegados de las Comunidades Aborígenes del Pueblo Ocloya (CD-CA-PO) , se desarrollaron reuniones con el Ministerio Público de la Acusación de la Provincia de Jujuy donde participaron tradicionales de la CD-CA-PO, del Poder Ejecutivo Nacional y Provincial con el fin de generar un mecanismo de acción articulado e interinstitucional para abordar los conflictos de tierras y buscar alternativas a la intervención penal.

Odarda expresó que “el Protocolo responde a los lineamientos prescriptos en el art. 75 inciso 17 de la Constitución Nacional, el Convenio Nº 169 de la Organización Internacional del Trabajo, la ley 26160 y sus prórrogas, y lo estipulado en un proyecto de protocolo presentado por Consejo de Delegados de las Comunidades Aborígenes del Pueblo Ocloya (CD-CA-PO)”.
En virtud de esta situación, el Consejo de delegados de Comunidades Aborígenes del Pueblo Ocloya (CDCAPO), integrante de OPINOA -Organizaciones de Pueblos Indígenas del NOA-, afirmó que resulta un antecedente sustancial en la resolución alternativa de conflictos a través de la vía del diálogo y el reconocimiento de derechos constitucionales de los pueblos indígenas.
Por último, la titular del INAI, aseguró que el Protocolo involucra a más de 400 comunidades de la Provincia de Jujuy, como así también sienta un precedente trascendental en la República Argentina.