Prevención de fiebre amarilla: Ambiente refuerza el monitoreo de monos aulladores

Los monitoreos realizados confirman que el brote brasileño no ha llegado a nuestro país.


Ante la aparición de monos muertos por fiebre amarilla en el estado brasileño de Paraná, cercano a la provincia de Misiones, la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable profundiza el monitoreo de los monos aulladores, especie que funciona como centinela de esta enfermedad.

En ese contexto, el organismo que conduce Sergio Bergman realizó durante enero una campaña de relevamiento y monitoreo de las poblaciones de monos aulladores en las zonas norte y sur de Misiones. Trabajo que se articuló en el marco de la Red de Vigilancia de Epizootias en Primates no Humanos, que integran las secretarías de Ambiente y de Salud de la Nación, las provincias de Misiones y Corrientes e investigadores especialistas en el estudio de primates del Instituto de Biología Subtropical del CONICET.

Los monos aulladores son muy sensibles al virus de la fiebre amarilla. Es importante destacar que no transmiten la enfermedad a los humanos, pero sí sufren un alto grado de mortandad cuando están infectados. Por eso se los considera centinelas para la detección temprana de este virus.

Desde el punto de vista epidemiológico son especies importantes; la detección de monos muertos puede dar una alerta temprana sobre el ciclo silvestre del virus — es decir el que se propaga por mosquitos en las áreas de bosque— está presente, y por lo tanto es conveniente la vacunación de los pobladores cercanos a la zona.

A partir del monitoreo realizado en Misiones, los especialistas de la mencionada red concluyeron que hasta el momento los monos se encuentran en buen estado de salud y, por tanto, el brote de fiebre amarilla ocurrido en Brasil no ha llegado al país.

Para dudas o preguntas sobre la fiebre amarilla y la vacuna podés comunicarte con la línea gratuita de la Secretaría de Salud al 0800-222-0651.