¿Por qué se celebra el Día del Maestro?


Enterate en esta nota por qué se celebra en la Argentina y conocé a cuatro docentes del país que nos cuentan cómo fue ganar el Premio Maestros Argentino, que entrega el Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología

Figura insoslayable del ámbito escolar y académico, también orientador y guía del ejercicio creativo y el desarrollo de conocimientos, los maestros son una parte más que importante de las instituciones educativas. Es por eso que cada 11 de septiembre se celebra en la Argentina el Día del Maestro, en conmemoración al fallecimiento de Domingo Faustino Sarmiento, allá por 1888.

Considerado el “padre del aula”, y quien logró llegar a la Presidencia de la Nación entre 1868-1874, Sarmiento fue el gran propagandista de la necesidad de una ley educativa argentina. Muchas de sus ideas se recopilaron en su texto De la educación popular (1849). Sin embargo, durante su mandato, no llegó a sancionar ninguna. Hubo que esperar hasta el gobierno de Roca, cuando se aprobó la Ley N.° 1420 de educación universal, obligatoria, gratuita y laica.

Si bien en 1943, la Conferencia Interamericana de Educación celebró en Panamá la fecha a modo de homenaje a los hombres y mujeres en el ejercicio de la docencia, es en 1945 que se adoptó en la Argentina, por decreto del entonces presidente argentino, Edelmiro Farrell. Algunos de los pasajes de la Resolución Oficial de aquella Conferencia indican la importancia de la actividad docente, ya que se trata de “una actividad fundamental de la escuela la educación de los sentimientos, por cuyo motivo no debe olvidarse que entre ellos figura en primer plano la gratitud y la devoción debidas al maestro de la escuela primaria (...); que su abnegación y sacrificio guía los primeros pasos de nuestras generaciones y orienta el porvenir espiritual y cultural de nuestros pueblos (...); que ninguna fecha ha de ser más oportuna para celebrar el día del maestro que el 11 de septiembre, día que pasó a la inmortalidad, en el año 1888, el prócer argentino Domingo Faustino Sarmiento.

Maestros Argentinos

El Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología impulsó, desde 2016, el Premio “Maestros Argentinos”, destinado a reconocer a equipos de educadores del país que hayan logrado mejoras en las trayectorias y los aprendizajes de los y las estudiantes. A continuación, compartimos la experiencia de algunos de ellos, quienes recibieron la distinción y nos cuentan sobre sus proyectos y la actual importancia del rol docente:

Ricardo F. Sueiro y Sueiro
Escuela de Minas “Dr. Horacio Carrillo” UNJu. Provincia de Jujuy. Fue el 1er. Premio Maestros Argentinos 2017 (Docentes: Ricardo Fernando Sueiro y Sueiro, y Edgardo Dante Balanza Ruggeri).

"Nuestos proyecto estuvo orientado a desarrollar prototipos y productos tecnológicos de utilidad para la comunidad regional y rural, utilizando los conocimientos áulicos y el uso de insumos renovables; fortalecer su publicación y construcción, a través de la utilización de sitios web y producciones audiovisuales. El objetivo principal fue producir videos educativos para enseñar el paso a paso del desarrollo de productos de bajo costo, para resolver problemas de la vida cotidiana, de manera didáctica y efectiva. A modo de ejemplo, uno de los proyectos realizados se tituló 'SOS. Alerta Arsénico' y tuvo como finalidad la generación de un filtro simple y de bajo costo, para reducir la concentración de arsénico en el agua y, así, mitigar el riesgo con respecto a la salud asociado a este mineral. En este sentido, lograron generar una alternativa de solución al problema detectado y, luego, la hicieron visible a través de redes sociales, páginas web y videos explicativos. En síntesis, se trata de una propuesta con una gran conexión con la comunidad y con un involucramiento real en las problemáticas que afectan a las familias cercanas a la institución educativa.

"Soy docente de secundaria y, actualmente cumplo la tarea de director. Para mí, lo mejor de ser docente es aprender día a día de ellos, es saber que viene una generación de estudiantes maravillosa para nuestro país, estudiantes con espíritu de investigación, apasionados por la ciencia, que hacen escuchar su voz y apuestan por la justicia y la verdad, y en mejorar su comunidad. El rol docente es una noble profesión que se hace con pasión y con amor, y siempre pensando y proyectando lo mejor para la comunidad educativa. El docente se debe por y para sus estudiantes. Estoy seguro de que todos los docentes damos lo mejor de nosotros en cada clase, en cada actividad extracurricular y en cada espacio que nos toca compartir con nuestros estudiantes".

Alejandra Beatriz González
BOP (Bachillerato Orientado Provincial) N.º 111 Fortín Mbororé. Provincia de Misiones. Tercer Premio de Maestros Argentinos 2017.

“Conduzco el BOP (Bachillerato Orientado Provincial) N.º 111 Fortín Mbororé, que está ubicado dentro de la comunidad indígena Fortín Mbororé, la más grande de la provincia de Misiones. Cuenta con aproximadamente 2000 habitantes. Surge por la demanda de una escuela secundaria dentro de territorio indígena. Junto con otros profesores, Jorge Vallejos, Alejandro Verón, Estela Britez de Obregón, Javier Rodas y principalmente por la iniciativa del cacique de la comunidad, Silvino Moreira, se crea la escuela después de un largo proceso de insistencia. Al funcionar dentro de un territorio indígena, eleva la matrícula de alumnos. Actualmente asiste un 80 % de población indígena de las comunidades de Fortín Mbororé, Yaciporá. Se redujo el índice de embarazos juveniles, se realizan prevenciones de todo tipo de adicciones, se realiza un trabajo interdisciplinario, como establece el MOA o Secundaria 2030 articulado interdisciplinariamente. El proyecto por el cual nos premiaron fue, justamente, el rol que cumplimos en esta Escuela, que ya tiene seis años y una modalidad de jóvenes y adultos por un lado, y secundaria de cinco años por otro. Tenemos también una modalidad especial, dado que asiste una alumna con retraso madurativo que egresará el próximo año. Será la primera alumna en recibir un título secundario aquí en Puerto Iguazú. Creada en 2013, fue la primer escuela estatal, de jóvenes y adultos, en territorio indígena. A partir de su creación se garantizó el derecho a la educación en ese territorio, establecido en 2006 por la Ley de Educación".

"Creo que lo mejor de ser docente es romper estructuras. Y, sobre todo, en esta escuela que es, justamente, una escuela abierta. Hoy contamos con una escuela nueva, construida a través del programa PROMER. Este sistema abierto nos permitió integrar a la familia, al vecino, a comprender y visibilizar al otro, que no estaba visibilizado, a incorporar una mirada histórica y a operar con esos cambios, que ya se estaban suscitando en la escuela primaria, la cual tiene más de 32 años de trayectoria. Sin cambiar sus costumbres, su cultura, sin generar conflictos, sino respetando las decisiones comunitarias. La escuela le dio vida a la comunidad, no preparamos a los chicos para el futuro porque el futuro es hoy, es mañana. Entonces, que cada chico vuelva a la escuela para nosotros es sumamente importante, que permanezca, que egrese".

"Con respecto al rol docente actual, creo que estamos en cambios que no pueden esperar. Nuestros jóvenes necesitan que los cambios sean rápidos y para ello necesitamos formación docente. Hoy la educación nos demanda que ellos aprendan a conocer, a ser y comprenderlos como son y como es el otro. Se requiere un trabajo cooperativo, interdisciplinario, comunicativo, con una formación permanente, constante, sin quedarnos en la meritocracia, pero necesitamos docentes mejores formados en las escuelas. En relación con las mejoras, implementaría controles en los distintos programas socioeducativos que nos brinda el Ministerio de Educación. Plantearía un seguimiento de los distintos programas que nos brindan a las escuelas”.

Inés Bulacio
Escuela Hospitalaria N.º 1 Dr. Ricardo Gutiérrez. Provincia de Buenos Aires.

"Soy maestra hospitalaria y domiciliaria, trabajo en el hospital de Niños Ricardo Gutiérrez y en la Escuela Domiciliaria. Fui finalista del Concurso Internacional Global Teacher Prize 2016; una de las tres mejores maestras iberoamericana del Concurso Fidal 2018, y fui finalista del segundo lugar en el Concurso Nacional de Maestros Argentinos 2017, con el proyecto de Radio Gutiérrez. Se trata de la producción de una radio con apoyo audiovisual, en el contexto hospitalario. Con el premio, convertimos la radio en un espacio multimedial. Empezamos a incorporar robótica y realidad virtual. En el proyecto de radio multimedia, participan los alumnos internados, los que están en sus domicilios recuperándose y, además, está abierto a otros colegios. Han participado escuelas de distintas provincias; hicimos un intercambio con la Escuela de la Antártida y con maestros de Colombia, Chile, México, Venezuela, Estados Unidos y Singapur.

"Para mí, lo mejor es ser un puente para que cada alumno alcance su proyecto de vida. Es ofrecer a cada uno distintas herramientas para que puedan desplegar su potencial, que puedan descubrir sus talentos y cumplir sus sueños. El docente es quien guía el proceso de aprendizaje, pero no es el único que tiene el conocimiento. El docente debe ser un investigador de sus propias prácticas y de las experiencias de otros colegas para poder ofrecer aprendizajes valiosos y significativos. Hoy en día, el docente cumple otro rol que hace 30 años, se tiene que seguir capacitando para no quedarse fuera del progreso tecnológico. Es decir, el docente necesita tener una formación continua; también debe estar muy pendiente de los aspectos emocionales y familiares de sus alumnos, acompañar sus trayectorias escolares, desde la diversidad y singularidad de cada uno".

Germán Soto
Escuela Técnica Fray Luis Beltrán. Provincia de Corrientes.

"Desde la Escuela Técnica Fray Luis Beltrán de la provincia de Corrientes realizamos el proyecto ExpoBeltran, en 2012, que tienen que ver con la particularidad de nuestra institución: integrar de manera colaborativa y transdisciplinarias diferentes tecnicaturas: de Automotores, de Electricidad, de Gestión de Organizaciones, para el desarrollo de la formación técnica y científica. Estuvo destinado para trabajar con los chicos del Ciclo Básico para poner en valor lo que es esa formación técnica. Además, porque una de las cuestiones que detectamos es que mucho de los profesores de nuestra Escuela tampoco tenían esa formación. Entonces, se incluyeron actividades que tenían que ver con ello. De esta forma, aplicando nuevas pedagogías y prácticas disciplinarias, se logró aumentar la cantidad de matrículas anual y profundizar el interés de los estudiantes por la ciencia, quien comenzaron también a proponer e innovar, en relación con los programas".

"Lo mejor de ser docentes es la idea de que en nuestras manos está la capacidad de poder transformar nuestro mundo y el mundo de nuestros estudiantes. Por ende, si tenemos una incidencia positiva, eso repercutirá en todos. Creo que ser conscientes de esa realidad pone nuestro trabajo, nuestro servicio en un estadío muy alto de compromiso con toda la sociedad".

"Creo que el rol actual del docente es fundamental, por la velocidad de los cambios que se están produciendo en el mundo. Tiene una exigencia de actualización permanente. También hay que pensar que algunas cosas que enseñamos, tal vez, dentro de diez o veinte años, probablemente no tengan la misma incidencia. Entonces, tenemos que apuntar, sobre todo, a ofrecer herramientas para que los estudiantes sean exploradores del conocimiento, que exploten su propia creatividad. Sí me parece importante continuar agregando cuestiones que tienen que ver con el desarrollo de actividades disruptivas. Es decir, agregar nuevos enfoque en la formación del docente y que todas sus capacitaciones se verifiquen en el aula. Creo que es una forma de seguir aprendiendo y desarrollándonos juntos".