Plan Humanitario Malvinas y Centro Ulloa

Te contamos cómo fue el proceso de acompañamiento y contención psicosocial a familiares que el Centro Ulloa realizó en el marco del Plan Humanitario Malvinas, llevado adelante junto a la Cruz Roja Internacional.


Se trató de un cuidado proceso de contacto con los familiares de los héroes caídos en el Conflicto Bélico del Atlántico Sur, donde la misión de los profesionales del Centro de Asistencia a Víctimas de Violaciones de Derechos Humanos “Dr. Fernando Ulloa” estuvo focalizada en la explicación en detalle del alcance y los límites enmarcados en el Plan Humanitario Malvinas. El equipo de trabajo asumió la tarea y responsabilidad de tomar contacto personal con cada una de las familias para crear un vínculo genuino de confianza.

No fue una tarea sencilla. En muchos casos, la incertidumbre, la angustia y el dolor ante la pérdida del ser querido daban la sensación de que el tiempo se había detenido, que esa pérdida no había transitado los pasos de lo que se entiende por “duelo”. Así, se vivieron momentos de mucha congoja y, en varias oportunidades, reacciones de desconfianza y dudas frente a la posibilidad de movilizar cuestiones relacionadas con el trauma vivido.

Como profesionales especializados en el trabajo con víctimas de violaciones de los Derechos Humanos, el equipo del Centro Ulloa entendió la importancia del respeto a los tiempos subjetivos no solo de cada familia, sino también de cada uno de los miembros del grupo familiar.

Para ello se brindó un acompañamiento y contención permanente, mediante un contacto directo con los familiares, durante todo el proceso de exhumación e identificación de los soldados argentinos enterrados en el Cementerio Darwin, y, en particular, durante el proceso de notificación de cada familia respecto a los resultados obtenidos. Estas entrevistas, que se llevaron a cabo la mayoría en el Archivo Nacional de la Memoria, así como también en los domicilios de las familias y en dependencias oficiales de todo el país, fueron la parte más sensible del Plan Humanitario, lo que implicó el desarrollo de un protocolo especial de actuación y contención.

El 26 de marzo de este año, familiares de los 90 soldados identificados en el Cementerio Darwin, viajaron a las Islas Malvinas para conocer el lugar donde descansan sus seres queridos. Allí, pudieron rendirles un sentido homenaje y colocar placas con los nombres y apellidos de los héroes, donde antes se leía la leyenda “Soldado argentino sólo conocido por Dios”. Fue un emotivo reencuentro que, tras 36 años de incertidumbre y dolor, finalmente pudo materializarse.

Para conocer más sobre el Plan Humanitario Malvinas, hacé click aquí