Plan Argentina contra el hambre: ¿Qué podrían aportar las universidades?


Las universidades pusieron a disposición del gobierno nacional sus proyectos de investigación y extensión sobre alimentos, como un aporte al Plan Nacional Argentina contra el Hambre.

“Una gran cantidad de universidades tienen experiencias exitosas para aportar: información sobre precios, investigaciones sobre alimentación, nutrición, plantas productoras de alimentos. Todas ellas están a disposición para colaborar en la lucha contra el hambre en nuestra patria", explicó sobre las propuestas el secretario de Políticas Universitarias, Jaime Perczyk.

La Universidad Nacional de Córdoba (UNC), la Universidad Nacional de Quilmes (UNQ) y la Universidad Nacional de Moreno (UNM) presentaron ante el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, sus proyectos que incluyen entre otros, la producción de alimentos.

LA UNC desarrolló el portal Red Alimentar , que semanal y diariamente carga los productos más económicos de la semana en la capital cordobesa, con información acerca de dónde se pueden comprar y distintas recetas para prepararlos. El foco estará puesto en brindar información para una alimentación saludable y al alcance de toda la ciudadanía. Por eso, en colaboración con mercados, ferias francas y supermercados de la ciudad, se relevan precios de carnes, frutas, verduras, alimentos frescos y de almacén, permitiendo que los ciudadanos puedan tomar mejores decisiones – nutricionales y monetarias – a la hora de hacer las compras.

Por su parte, la UNQ propuso la iniciativa denominada Super sopa, una especie de guiso concentrado que se entregó por primera vez en 2003 para ayudar a los damnificados en la inundación de Santa Fe y ya lleva 17 años ininterrumpidos de historia. La Súper sopa se produce en la Planta Procesadora de Alimentos de la UNQ, y tiene como objetivo combatir la baja talla y la obesidad en los sectores más vulnerables de la población. Está elaborada con hortalizas, carne vacuna y arroz.

Por último, la UNM abrió sus puertas para entregar las tarjetas AlimentAr para que los vecinos, que nunca antes pudieron acercarse a la universidad, puedan conocerla y así sentirla como propia.