Peña: "La Argentina vive un tiempo de mucho entusiasmo y transformación"


“La Argentina vive un tiempo de mucho entusiasmo y transformación. Nos llena de orgullo y satisfacción ser un país que hace tan sólo dos años estaba en default y hoy es éxito de confianza la economía y el camino de desarrollo que ha emprendido”, subrayó el jefe de Gabinete de la Nación, Marcos Peña.

Peña dijo que al mismo tiempo debemos “redoblar la apuesta” de trabajar para avanzar en las obras de infraestructura que necesita la Argentina porque “nuestro desafío de desarrollo no puede esperar”.

El Jefe de Gabinete formuló estos conceptos al exponer en la primera jornada de Conferencias sobre “Infraestructura para el Desarrollo de América Latina” que organiza la Corporación Andina de Fomento (CAF) en el hotel Alvear de la ciudad de Buenos Aires.

“Esa posibilidad de desarrollo la entendemos mirándonos enmarcados en una región, en un mundo y en un tiempo y, como hemos planteado muchas veces, queremos trabajar a partir de una visión global, contemporánea y de protagonismo”, puntualizó.

Dijo que ese “espíritu con que encaramos los desafíos que nos toca no sólo a la Argentina sino también al sur de las Américas” se sustancia en “la posibilidad de liderar este año el G20 aquí en la Argentina”.

En ese sentido, remarcó que “nos hemos planteado que la infraestructura sea uno de los tres ejes de la agenda global, como también el tema de los alimentos y el futuro de la educación y del trabajo”.

Señaló que desde “esa perspectiva y de los desafíos que tenemos”, la Argentina buscará “trabajar también a través de la cooperación con los organismos regionales y los países vecinos en la posibilidad de tener una voz que exprese la mayor cantidad de habitantes de esta región, y no solo a un país o a un gobierno”.

“Entendemos que, como ejes centrales, debemos trabajar, además del desarrollo, en el cuidado de los sectores más vulnerables que sufren, muchas veces, las malas políticas o la falta de resultados. Y ese cuidado tiene que ver también con la infraestructura”, apuntó.

Sostuvo que la infraestructura no está vinculada exclusivamente con la actividad productiva sino también a lo social y señaló en ese sentido que el Gobierno está trabajando “en el desarrollo de infraestructura de cloacas, de agua potable, de acceso a la vivienda, a la posibilidad de mejoras en infraestructura de educación y de salud y de acceso a la educación universitaria de los barrios más postergados”.

“Pero sobre todo una agenda de cuidado en la que desde un estado y un gobierno podemos ir acompañando a los que están más atrás, más rezagados, dándoles herramientas para que tengan esa igualdad de oportunidades que se merecen y que pueden alcanzar”, añadió.

Enfatizó que “nuestra región tiene muchísimo para aportar en estos momentos de cambio y trasformación en el mundo”.

“Sentimos que el trabajo de desarrollo de un país no se puede dar encerrándose, mirando para atrás, buscando las diferencias y los conflictos, sino que se tiene que dar justamente por lo contrario”, dijo.

“Buscando nuevos horizontes, trabajando en una agenda pragmática y concreta, alejándonos de los simbolismos que a nuestros habitantes no los terminaba uniendo, porque retrasábamos todo lo que tenía que ver con una infraestructura y con una integración muchas veces declamada pero aún pendiente”, subrayó.

Peña también hizo hincapié en darle poder a ese sector para que pueda fortalecer sus capacidades y romper “esos círculos de clientelismo que tan mal les terminan haciendo a nuestras sociedades”.

Indicó que otro de los objetivos propuestos en la Argentina a partir de diciembre de 2015 “tiene que ver con el liderazgo contemporáneo, mejorar la calidad de nuestra democracia, entendiendo que, a medida que ha cambiado nuestra ciudadanía y los tiempos que vivimos, van cambiando las demandas”.

“Es muy importante tener representación anclada en esas demandas y en esa conversación que busca centralmente un liderazgo más horizontal, cercano, más de servicio, menos mesiánico, pero que también requiere mayor transparencia, calidad institucional e integridad en la función pública”, remarcó.

Peña puso de relieve la labor que la Argentina desarrolla junto a la CAF “en la posibilidad de introducir mecanismos de transparencia y de competencia” como “herramienta concreta de mejora de nuestros pueblos”.

El titular de la CAF, Luis Carranza, pronunció las palabras de apertura en el evento del que participan representantes de diferentes sectores de infraestructura provenientes de los sectores públicos, privados, académicos y de la sociedad civil.

Posteriormente, en declaraciones a medios de prensa, Peña afirmó que el de ayer “fue un día histórico y un punto de inflexión” para el país porque “a dos años de salir del default hemos podido hacer una primera licitación a través de la Participación Pública Privada (PPP).”

Señaló que las 32 ofertas para la construcción de corredores viales “nos pone en un lugar muy importante”, ya que representan posibles inversiones por “más de 100 mil millones de dólares”.

Sostuvo que esa muestra de interés de las empresas va en línea con los proyectos en marcha y futuros en “materia turística, agropecuaria e industrial”.

Por otra parte, dijo que “vemos con mucho agrado” la rebaja en los impuestos provinciales que impulsó la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, para reducir la carga en las facturas de energía.

Del mismo modo, remarcó que el Gobierno nacional invita a otras provincias a discutir en el ámbito del Consejo Federal de Energía mecanismos para que los impuestos locales no constituyan un peso en el valor final de las boletas de servicios.