Parada programada de la Central Nuclear Embalse

Se realizó del 1° de abril al 26 de mayo de 2021, con la fiscalización y control regulatorio de la ARN


La Autoridad Regulatoria Nuclear (ARN) realizó la fiscalización y el seguimiento de las tareas desarrolladas durante la parada programada de la Central Nuclear de Embalse (CNE), efectuada por Nucleoeléctrica Argentina S.A. (NA-SA), del 1° de abril de 2021 al 26 de mayo, según lo planificado. La ARN también realizó el control de la realización de ensayos en el proceso de arranque de la central.

El objetivo de estas paradas planificadas, que se realizan anualmente, es realizar tareas de inspección y mantenimiento preventivos y correctivos que no pueden desarrollarse con la central en funcionamiento. Esta parada, en particular, fue la primera parada programada prolongada de la CNE en su segundo ciclo de vida, luego de que ARN le otorgara la Licencia de Operación en 2019.

El control regulatorio fue realizado por la inspección residente presente en la central e inspectores especializados en protección radiológica y seguridad nuclear de la ARN, que viajaron especialmente desde Buenos Aires. Los trabajos de inspección se complementaron también con la realización de otras tareas y evaluaciones virtuales.

Durante la parada programada, la inspección residente de ARN realizó todas las verificaciones necesarias para garantizar que las estructuras, sistemas y componentes relacionados con la seguridad de la central se comporten de acuerdo a lo requerido por diseño. El programa de inspecciones se efectuó sobre los intercambiadores de calor del sistema moderador, junto con otras inspecciones realizadas en los canales combustibles del reactor y en los nuevos generadores de vapor. La ARN también controló las modificaciones pendientes implementadas por NA-SA en el sistema de refrigeración de emergencia del núcleo del reactor y del sistema de rociado de la contención, y el desarrollo de los programas de mantenimiento correctivo y preventivo, con especial atención sobre aquellos que fueron previamente seleccionados por su relevancia. Asimismo, ARN realizó el seguimiento del cumplimiento del programa de pruebas periódicas de la parada.


Desarme de la válvula de emergencia (izq.) y válvulas combinadas (der.) del turbogrupo

La ARN también realizó el seguimiento de los aspectos de radioprotección en las tareas desarrolladas durante la parada programada. Los inspectores especializados en protección radiológica relevaron las condiciones de trabajo en todos los recintos, la disposición de secadores para mantener las concentraciones ambientales dentro de los parámetros aceptables, la operatividad del equipamiento destinado a la gestión de residuos radiactivos, la señalización de las zonas y el control de accesos de acuerdo a los procedimientos correspondientes, así como también las condiciones de orden y limpieza en general, la disponibilidad de elementos de protección personal y la provisión de la dosimetría personal a los trabajadores involucrados en las tareas de la parada. También mantuvieron reuniones con los responsables de la seguridad radiológica de la central para evaluar las tareas planificadas. La ARN también controló la documentación de la central sobre la dosimetría de los trabajadores, la concentración de tritio en los diferentes recintos, las condiciones de trabajo y eventos internos reportados, así como el total de accesos diarios a zona controlada.


Preparación de la mini-zona en el área de generadores de vapor

La inspección residente y los inspectores especializados de la ARN mantuvieron su presencia en la central cumpliendo con los protocolos y medidas especiales de COVID-19 para proteger su salud, la del personal de la central y de los trabajadores involucrados en las tareas de la parada.