Obras en el Hospital Militar Central

Durante los últimos años, la Fuerza, acompañada por diversas organizaciones, encaró un programa de puesta en valor de las instalaciones del Hospital Militar Central, punta de lanza de la Sanidad Militar.


Las más recientes actualizaciones, remodelaciones y salas nuevas que están activas en el hospital presentan tecnología y avances de última generación con el aporte de sus colaboradores.

Desde 1939, en la Ciudad de Buenos Aires, está en servicio el Hospital Militar Central Cosme Argerich. Con sus casi 81 años a disposición de la salud integral, continuamente fue expandiéndose y remodelándose. Las nuevas incorporaciones tuvieron gran impacto.

Neurología

En el servicio de Neurología, la refacción fue necesaria a nivel estructural. Se hizo a nuevo la sala de espera.

"Se hizo una renovación integral del servicio de Neurología. Este es un edificio que tiene muchos años. Teníamos filtraciones por membranas que estaban en mal estado y por algunos tubos que provenían de otras partes del hospital. Colocamos un nuevo recubrimiento en las paredes de la sala de espera, modernos cielos rasos, luces nuevas y pintura para darle más luminosidad al espacio"

teniente coronel Marcelo Mattiazzi, jefe del servicio de Neurología

Es de destacar que esta remodelación fue posible gracias al aporte de la Sociedad Militar Seguro de Vida, ya que fueron obras de una “importante envergadura”.

Oficina de admisión

La nueva ubicación de la oficina de admisión ofrece mayores comodidades para que los pacientes o familiares puedan realizar los trámites de internación o externación del nosocomio de una manera más cómoda y ágil. Esta oficina ya no comparte el espacio entre la atención a los afiliados y la administración interna.

En este caso, los fondos propios del hospital pudieron costear las obras y, desde fines de diciembre, el servicio de sus oficinas cuenta con mayor confort hacia los involucrados y un mejor resultado debido a la especialización enfocada al paciente.

Habitaciones

Las habitaciones de internación, por ser uno de los lugares más transitados, necesitan un reordenamiento y una remodelación constante. La Cooperadora del Hospital Militar Central, que cumplió 30 años , se encargó de los costos de la modernización de 9 habitaciones, con camas, baños y comodidades totalmente nuevas. En estos momentos, se está trabajando para terminar cuatro habitaciones remodeladas más.

Oncología

El servicio de Oncología tuvo una renovación general orientada a la puesta en valor de salas existentes y la apertura de flamantes incorporaciones.

"Mejoramos los consultorios externos de Oncología. Inicialmente, teníamos dos y pudimos sumar un tercero, además de la refacción y mejores prestaciones para cada uno (…) Inauguramos el aula de oncología, donde se dan todas las presentaciones académicas de nuestro staff, donde tenemos presentaciones de la industria farmacéutica y donde tenemos nuestro taller de oncología, en el cual participan pacientes y sus familiares"

mayor Guillermo Streich, jefe del servicio de Oncología

El mayor Streich valoró el crecimiento profesional que tuvo el servicio, y las posibilidades que les genera el aula para el estudio e intercambio de saberes, el conocimiento de nuevas drogas y el apoyo, el fortalecimiento psicológico y emocional constante de los pacientes oncológicos y sus familias.

La Comisión Solidaria, integrada por las esposas de los generales de la Fuerza, colaboró y financió el proyecto que generó “un salto de calidad oncológico”, así como lo definió el jefe del Servicio.

Guardia Médica

"La gran obra es la guardia médica. Es una puesta en valor modelo, tiene las últimas innovaciones. Presentamos un neumotubo que transporta muestras sanguíneas directamente al laboratorio sin movilización del personal ni del paciente, un moderno shock room que puede llegar a ser utilizado incluso como quirófano si la urgencia lo necesitara, 10 camas para internación transitoria, 5 consultorios simultáneos de atención pública y una flota de 10 ambulancias que están listas ante cualquier emergencia"

directora médica del Hospital Militar Central, coronel Susana Pastor Arguello

Se trata de una renovación completa, con una tamaña incorporación de capacidades modernas sin precedentes. La Fundación Sanidad Ejército Argentino pudo absorber las obras que necesitó dicha reestructuración y dejó una marca indeleble en la guardia médica, su personal y quienes pasaron por ella.

Además de constantes arreglos y actualizaciones del Hospital General 601, hay un proyecto que apunta hacia la digitalización de la historia clínica y de los archivos médicos de todos los pacientes. Permitiría agilizar el proceso de búsqueda de análisis y resultados para poder comparar, analizar y diagnosticar con mayor eficacia, velocidad y precisión.

Actualmente la guardia médica está inserta en este proyecto y está en función, aunque el plan es alcanzar la totalidad del hospital.

El camino del permanente "aggiornamento" del Hospital Militar Central tiene capítulos que mes a mes suman episodios nuevos. El edificio, designado Monumento Histórico Nacional en 2018, sigue escribiendo páginas, sigue sumando salas nuevas y capacidades acordes con las necesidades de todos los que pasan por allí. Con vistas al futuro, como bandera y objetivo constante, el hospital continúa en crecimiento.