Nuevos acercamientos a la comunidad de datos para ampliar la política de apertura

Desde la Dirección de Datos Abiertos se trabaja en colaboración con diferentes instituciones y jurisdicciones para profundizar la política de apertura de datos, y octubre no fue la excepción.


Como parte del diseño del Plan Estratégico de Gobierno Abierto 2020-2023, que contempla la apertura de datos como componente transversal a todos sus ejes de acción, el pasado 21 de octubre se llevó adelante un taller de diseño colaborativo con la comunidad productora y consumidora de datos abiertos. El objetivo fue sumar sus perspectivas en torno a los desafíos de la agenda y así contemplarlos a la hora de idear nuevas iniciativas. Participaron del taller más de 20 representantes de organismos de la Administración Pública Nacional, gobiernos provinciales y locales, periodistas de datos y organizaciones de la sociedad civil.

En la misma línea, en el marco del Consejo Federal de la Función Pública (COFEFUP), tuvo lugar una Mesa temática sobre apertura de datos públicos, que reunió a referentes nacionales y provinciales para discutir retos concretos de implementación de las políticas de apertura y sus distintos abordajes. El objetivo de este espacio es intercambiar miradas y problemas de política pública para entre diferentes jurisdicciones y experiencias federales aportar conocimientos y estrategias que contribuyan al aprendizaje entre pares.

Por su parte, en el portal de datos públicos se incorporaron los siguientes catálogos:
- Publicidad oficial de 2020 de la Secretaría de Medios y Comunicación Pública de Jefatura de Gabinete de Ministros.
- 12 datasets, que comprenden el periodo 1995-2006, del Presupuesto Nacional que dependen del Ministerio de Economía.
- El índice de Calidad del Agua del Ministerio de Ambiente.

Finalmente, la API Series de Tiempo, desarrollada por el equipo nacional de Datos con el objetivo de consultar indicadores con evolución cronológica publicados en formatos abiertos por organismos de la Administración Pública Nacional, superó las 15 millones de consultas históricas. Este hito cobra relevancia en el contexto de consumo de datos públicos, dado que la API permite automatizar procesos a fuentes de información oficiales. La política de apertura también es contar con los datos como servicio.