Nuevas rutas para hacer crecer el transporte aéreo Argentino


La ampliación de la red aerocomercial, que anunció hoy el Ministerio de Transporte de la Nación, supone la creación de 25.000 empleos y una inversión total, para los próximos cuatro años, de 1.000 millones de dólares, fruto de la primera audiencia pública celebrada en 11 años. Se otorgarán 135 nuevas rutas aéreas, que implican 191 nuevas conexiones nacionales y 87 nuevas conexiones internacionales. Predominan las de cabotaje para mejorar la conectividad de las provincias, instalándose bases de operaciones en Córdoba, Neuquén y Salta.

Uno de los objetivos del gobierno nacional para 2019 es duplicar la cantidad de pasajeros en avión: que más argentinos vuelen y que el transporte aéreo crezca, generando más trabajo de calidad y mejorando la conectividad dentro del país, para que haya más turismo, industria estratégica para el crecimiento de la Argentina.

Para alcanzarlo se delineó un plan integral que revolucionará el transporte aéreo, fundamentado en un importante estudio que confirma que existen 12 millones de pasajeros al año que hoy no usan el avión para viajar y podrían hacerlo de existir la alternativa. Y cuenta con tres pilares: el primero es Aerolíneas Argentinas y una estrategia que le permitirá continuar siendo líder en el país, aumentando su crecimiento y absorbiendo 4 millones de pasajeros; el segundo es la transformación de la infraestructura y del espacio aéreo para aumentar la capacidad de los aeropuertos, modernizar instalaciones, equipos y tecnología de navegación aérea; y el tercero la incorporación de nuevas líneas aéreas para brindar mayores alternativas de conexión.

El ministro de Transporte de la Nación Guillermo Dietrich anunció hoy en conferencia de prensa que mañana se formaliza el otorgamiento de nuevas rutas aéreas a las empresas ANDES, con base de operaciones en Salta y Aeroparque, y AMERICAN JET, con base en Neuquén conectando la Patagonia. También a la nueva empresa ALAS DEL SUR que instalará su centro de operaciones en la ciudad de Córdoba. Es el primer paso para cubrir la demanda potencial existente de 12 millones de pasajeros que podrían volar por año y así llegar al año 2019 a los 22 millones de pasajeros anuales; con todo el impacto que ello significa en la conectividad del país y el desarrollo del turismo.

Esta ampliación de la red aerocomercial está acompañada de un importante plan de infraestructura que ya está llevando adelante el Ministerio de Transporte de la Nación. Se trata de la inversión más importante que alguna vez se haya hecho en el sector aéreo y que incluye: la modernización de la infraestructura en 19 aeropuertos del país, la incorporación de nueva tecnología de navegación aérea, nuevo equipamiento para la operación logística (servicios de aerohandling), y otras obras complementarias para mejorar la aviación civil. En total, se invertirán 22.000 millones de pesos durante los próximos tres años para todo el sector aéreo. Adicionalmente, la Empresa Argentina de Navegación Aérea realizará una inversión de 1.800 millones de pesos para la renovación de tecnología de navegación en todos los aeropuertos nacionales.

La adjudicación de las nuevas rutas es resultado de un proceso que comenzó en diciembre cuando se convocó, por primera vez en 11 años, una audiencia pública para responder al pedido de aerolíneas por más rutas para cubrir nuevos destinos y satisfacer la creciente demanda de pasajeros. Además de Andes, American Jet y Alas del Sur, se presentaron también las empresas FLY BONDI y AVIAN.

La adjudicación de las rutas solicitadas por Fly Bondi queda supeditada a que la empresa pueda acreditar su capacidad técnica para operarlas, es decir que cuente con las aeronaves correspondientes. Por su parte el proceso de aprobación de rutas para la empresa AVIAN quedará enmarcado en la nueva normativa que establecerá los mecanismos institucionales para regular la gestión pública antes potenciales conflictos de interés.

AMPLIACIÓN DE LA RED AEROCOMERCIAL

Luego del análisis de lo expuesto durante la audiencia pública del 27 de diciembre y de la información solicitada a las cinco empresas para dar respuesta a las observaciones de los distintos expositores, la Junta Asesora de Transporte Aéreo (JATA) -quién presidió el acto público- dictaminó la conveniencia y utilidad pública de otorgar 135 nuevas rutas. Estas implican 191 nuevas conexiones nacionales y 87 nuevas conexiones internacionales. Entre las nuevas rutas, hay 51 que no pasan por Buenos Aires y son 11 las ciudades del interior del país que por primera vez recibirán vuelos comerciales (Villa María, Córdoba; Reconquista, Santa Fe; Paso de los Libres, Corrientes; Palomar, Tandil y Villa Gesell, Buenos Aires; Mal argüe, Mendoza; Islas Malvinas, Tierra del Fuego; Concordia, Entre Rios; Perito Moreno, Santa Cruz; Sunchales, Santa Fe), todo para consolidar la red federal.

El dictamen favorable tiene que ver con el reconocimiento de una capacidad ociosa –tras un análisis exhaustivo de todas las rutas, con su capacidad actual y sus índices de ocupación- haciendo foco en el mercado de cabotaje que en la Argentina se encuentra subdesarrollado. Mientras que en Argentina vuelan 25 personas cada 100 habitantes viajan 25, en Chile el número es casi el triple, con 56 personas viajando en avión cada 100 habitantes. Nuestro país está quinto a nivel regional, por debajo de Chile, Brasil, Colombia y Perú. En los últimos 15 años Chile, Brasil, Colombia y Perú crecieron en cantidad de pasajeros en un 186%, mientras que la argentina creció un 21%.

El derecho a explotación de las rutas se dará por 15 años y no implican exclusividad. La operación de cada nueva ruta dependerá de diversos factores, sobre todo de la capacidad de las aerolíneas de instrumentarlas en un corto plazo: además de aeronaves, tienen que presentar manual de operaciones, conseguir pilotos, azafatas, etc. La intención es implementarlas de forma progresiva, sumando rutas y frecuencias de forma paulatina y según las decisiones comerciales de las empresas.