Nuevas estaciones para modernizar la línea Roca y mejorar la conectividad

La traza ferroviaria que une la zona sur del Área Metropolitana Buenos Aires con la Ciudad Autónoma, avanza con la batería de paradas intermedias destinadas a mejorar la calidad de vida y proteger a las usuarias y usuarios diarios. Los trabajos forman parte del Plan de Modernización del Transporte Ferroviario que lleva adelante el ministerio de Transporte que conduce Alexis Guerrea, junto a Trenes Argentinos presidido por Martín Marinucci.


Con el objetivo de modernizar la traza ferroviaria y el transporte de pasajeros, el Ministerio de Transporte de la Nación, que conduce Alexis Guerrera, y Trenes Argentinos, presidido por Martín Marinucci, arrancaron el año con la consolidación del plan de recuperación de la línea Roca. Se trata de las estaciones intermedias entre Claypole y Ardigó; entre Ezpeleta y Quilmes; y en la Universidad Almirante Brown.

Vale remarcar que, la red de trenes que une la capital bonaerense y la zona Sur del Área Metropolitana Buenos Aires con la Ciudad Autónoma es utilizada a diario por medio millón de vecinas y vecinos.

Así, con el Plan de Modernización del Transporte Ferroviario, se lanzó una serie de trabajos destinados a incrementar la seguridad, mejorar conectividad y garantizar la eficiencia de los trenes. De esa manera, Guerrera y Marinucci apuestan a un servicio que impulse el desarrollo de las ciudades y potencie el crecimiento regional. En concreto, se avanza con la renovación de vías, la creación de estaciones intermedias, más la readecuación y remodelación de otras paradas.

En ese sentido, el ministro Guerrera señaló que las obras “apuntan a lograr una mayor y mejor conectividad urbana de la mano de la eficiencia de nuestros trenes. Incorporar paradas de cercanía va a permitir mejorar la calidad de vida de cada usuaria y usuario, además de ser centrales para el desarrollo y crecimiento de la región”.

Las nuevas estaciones intermedias para la red ferroviaria Roca, estarán ubicadas entre Claypole y Ardigó; entre Quilmes y Ezpeleta; y en la Universidad de Almirante Brown. Las paradas, que pondrán fin a 4.5 kilómetros de distancia entre las locaciones ya existentes, contarán con 220 metros de andenes elevados, boletería, edificios operativos y se prevé intervenir el entorno para sumar luminaria, veredas e incrementar la seguridad de la región.

De esa manera, el titular de Trenes Argentinos, Marinucci, explicó: “Trabajamos junto a los municipios para satisfacer las demandas de los barrios de la región. Nuestros proyectos son de cara a la gente para consolidar un servicio eficiente, un tren moderno y la posibilidad de desarrollo de cada habitante”.

Además de las nuevas paradas, entre los trabajos para la línea Roca figura la renovación de las naves de las terminales La Plata y Constitución para una mejor calidad de espera, mayor seguridad para usuarios y trabajadores, más el incremento de la luminosidad natural. En tanto, la batería de obras incluye la modernización ya finalizada de más de una decena de kilómetros de vías entre Glew y Alejandro Korn; junto con la intervención de las estaciones Guernica, A Korn y Turdera y la extensión del Tren Universitario en la capital bonaerense.

Así, Transporte y Trenes Argentinos ponen el foco en la región para consolidar un tren que priorice la posibilidad de crecimiento de la zona sur, incremente la seguridad y mejore la calidad de vida de miles de vecinas y vecinos.