Mirando al futuro

Cada una de las acciones que el Ejército lleva a cabo hoy, con el fin de sostener e incrementar su nivel de adiestramiento y alistamiento, cimienta el futuro de la organización y el de quienes la integrarán en las próximas décadas.


La visión que el Ejército Argentino configura para sí es la de una fuerza disuasiva y versátil, apta para combatir en defensa de la nación, y para cumplir diversos roles al servicio de la república. Alcanzar y concretar en forma efectiva tal visión depende, prioritariamente, de dos factores: el adiestramiento operacional y la disponibilidad de recursos.

En tal sentido, y en la plena certeza de que visión y futuro son realidades de ineludible vinculación, nuestra Fuerza se aboca actualmente al desarrollo de una serie de programas y proyectos tendientes a recuperar, modernizar e incorporar equipos y materiales que permitan mantener, y en lo posible aumentar, su capacidad operativa.

Se destacan, en este marco, la modernización del Tanque Argentino Mediano al estándar TAM 2C; la adquisición de un vehículo de combate blindado a rueda; la renovación de los vehículos de guarnición y campaña, así como de helicópteros utilitarios medianos; la adquisición de un sistema autopropulsado de artillería de campaña, y la adquisición y modernización del armamento portátil y de grupo.

En la misma línea, reviste suma importancia el Fondo Nacional de la Defensa (FONDEF), que plantea como horizonte al Ejército Argentino la oportunidad de fortalecer sus capacidades logísticas y de transporte; adquirir munición para adiestramiento; modernizar armamento, blindados y vehículos; potenciar la Compañía QBN; actualizar sistemas informáticos y obtener nuevas tecnologías.