Ministerio de Economía informa

 


REPÚBLICA ARGENTINA
Contexto del proceso (incluido el compromiso de los acreedores) que conduce a la Oferta de Canje de la República Argentina presentada el 22 de abril de 2020

La situación macroeconómica argentina se ha deteriorado significativamente en los últimos dos años. Como resultado, las primeras medidas de la gestión del presidente Alberto Fernández (las "Autoridades") tuvieron como objetivo abordar los desequilibrios macroeconómicos. Esto necesitó de un enfoque especial en el problema de la deuda, que había alcanzado niveles insostenibles en el contexto del cierre de los mercados internacionales de crédito para la Argentina.

Las Autoridades han implementado una estrategia integral de gestión de la deuda desde sus primeras semanas en el cargo que incluyó: a) mantener un diálogo transparente, de buena fe y constructivo con los acreedores a través de un proceso ordenado, y b) mantenerse al día con los pagos de intereses, incluso mediante el uso de reservas internacionales, durante el tiempo que el país pudiera afrontar estos pagos de manera responsable.

El objetivo de la estrategia de manejo de la deuda de las Autoridades, tal como fue presentada en el Congreso por el ministro Guzmán el 21 de enero de 2020, es restaurar la sostenibilidad de la deuda. Esto implica adecuar la trayectoria de la deuda argentina a las expectativas realistas de crecimiento a mediano y largo plazo del país y una senda del equilibrio comercial y fiscal primario que sea consistente con una trayectoria de crecimiento económico socialmente aceptable. La crisis del Covid-19 ha tenido una incidencia sustancial en esta trayectoria y las Autoridades se encuentran evaluando los efectos que tendrá en los meses y años venideros.

El ministro Guzmán y su equipo han mantenido un diálogo sustancial y abierto con el FMI sobre la situación de la deuda argentina en todo momento desde diciembre de 2019. Como resultado de este diálogo, el FMI emitió una declaración sobre la trayectoria de la deuda insostenible de Argentina el 22 de febrero, y el 20 de marzo de 2020 el equipo del FMI publicó una nota técnica sobre sostenibilidad de la deuda.

Desde diciembre de 2019, el ministro Guzmán y su equipo también han mantenido conversaciones con varios acreedores de la Argentina que manifestaban inquietudes acerca de la situación actual. Con el fin de promover un proceso transparente y ordenado para un diálogo constructivo con los acreedores, el ministro Guzmán inició un proceso formal de reestructuración con una presentación pública sobre el marco macroeconómico de la Argentina el 20 de marzo de 2020.

El diálogo formal con los acreedores comenzó con un compromiso abierto con los acreedores que lo solicitaron a raíz de la presentación pública del ministro Guzmán del marco macroeconómico de la Argentina, que serviría como base para la operación de deuda prevista.

  • Estas discusiones comenzaron con una primera ronda de interacciones por videoconferencia el 24 de marzo de 2020 entre altos funcionarios del Ministerio de Economía y cada uno de los tres grupos ad-hoc de acreedores autoconvocados (el Grupo de Tenedores de Bonos, el Comité de Acreedores de Argentina y el Grupo de Tenedores de Bonos de Canje), así como acreedores seleccionados que solicitaron participar.
  • El 27 de marzo de 2020 se desarrolló una segunda ronda de interacciones por videoconferencia dirigidas por el ministro Guzmán con los líderes de cada uno de los tres grupos ad-hoc de acreedores y representantes del mayor tenedor de bonos. Estas interacciones permitieron: a) discutir el contenido de la presentación pública sobre el marco macroeconómico, los objetivos y el perímetro de la operación de deuda prevista, y b) escuchar las opiniones de los acreedores sobre las expectativas clave para la próxima operación de deuda.

Luego de este diálogo formal sobre el marco macroeconómico, el Ministerio de Economía continuó su proceso transparente de compromiso con los acreedores y publicó los principios de sostenibilidad de la deuda para la próxima operación de deuda el 31 de marzo de 2020.

Utilizando como base el feedback obtenido de una serie de rondas de diálogo informal entre los acreedores y los asesores de las Autoridades, el Ministerio de Economía decidió iniciar conversaciones privadas con los tres grupos ad-hoc de acreedores.

  • Luego de firmados los habituales Acuerdos de No Divulgación con los tres grupos (un paso que fue necesario para permitir más soltura en el intercambio de opiniones e información), un documento confidencial que detalla los lineamientos de la restructuración de Argentina fue compartido con cada uno de los grupos a partir del 10 de abril de 2020. Tales lineamientos tenían el propósito de brindar un enfoque actualizado en base al feedback recibido en la primera ronda de diálogo. Además, aportaron un escenario ilustrativo de restructuración que podría servir como marco para las negociaciones.
  • Se organizaron conversaciones por videoconferencia de carácter confidencial entre el ministro Guzmán y su equipo y los tres grupos el sábado 11 de abril de 2020.
    • Uno de los grupos de inversores compartió sus reacciones a los lineamientos de la restructuración por medio de presentar una “contrapropuesta”.
      • Esta contrapropuesta se basó en la suposición de que Argentina solo tiene restricciones de liquidez a corto plazo y propuso resolverlas por medio de i) un alivio parcial y decreciente del cupón en efectivo durante los primeros cuatro años antes de volver a los niveles contractuales; ii) una compensación del alivio del cupón con pagos en especie y iii) una ampliación de 4 años del plazo de vencimiento para los bonos cuyo vencimiento sea antes de 2028.
      • Esta contrapropuesta era básicamente incompatible con el marco macroeconómico de las Autoridades y no reconocía la necesidad de un alivio de flujo de efectivo a largo plazo para garantizar la sostenibilidad de la deuda pública de Argentina.

Teniendo en cuenta los puntos de vista escuchados durante las variadas conversaciones con los acreedores y sus asesores, y en vista del mandato dado por el Congreso de Argentina en relación con la disponibilidad limitada de reservas para continuar con el pago de la deuda, las autoridades procedieron a anunciar los términos y condiciones de la propuesta de Argentina el 17 de abril de 2020. Los acreedores de los grupos que estaban sujetos a los Acuerdos de No Divulgación fueron liberados de su deber de confidencialidad y restricciones comerciales.

La invitación de canje de Argentina y la solicitud de consentimiento en virtud de ella fueron lanzadas formalmente el 22 de abril de 2020 y se fijó su vencimiento para el 8 de mayo de 2020.

  • Esta oferta siguió un proceso estructurado según el cual fueron publicados los principios a seguir en el diseño de la restructuración a fines de marzo. La propuesta refleja la disminuida capacidad de pago de la deuda pública como consecuencia de varios años de ajuste fiscal y de estar en medio de una profunda crisis macroeconómica junto con una crisis sanitaria sin precedentes que profundizaron gravemente la contracción de la economía.
  • Esta propuesta es el resultado de un proceso de compromiso del gobierno dentro de un marco diseñado para ganar capacidad de pago de deuda sostenible. Refleja los esfuerzos de buena fe de la República en el proceso y en su sincera voluntad de establecer compromisos sostenibles, como así también la intención de alcanzar una resolución ordenada de la crisis de deuda soberana actual. La República Argentina sigue abierta al diálogo constructivo con sus acreedores, al tiempo que reitera que solo puede emprender con responsabilidad una operación de deuda que asegure la sostenibilidad a largo plazo de la deuda pública de Argentina.

Argentina anunció el 27 de abril su intención de mantener reuniones con inversores para presentar y explicar los términos y condiciones de la operación de deuda iniciada el 22 de abril de 2020 y recabar el feedback de los inversores. A partir del 28 de abril, Argentina celebró una serie de reuniones bilaterales de forma virtual con inversores internacionales y regionales, incluidos inversores de dinero real y fondos de cobertura, que incluyeron la participación del ministro Guzmán y su equipo de alto nivel del Ministerio de Economía.


Descargas

Creditor Engagement documento original (0.23 MB)

    Descargar archivo