Meoni y Salvarezza se reunieron con autoridades de Y-TEC para analizar el uso de hidrógeno en transporte

El ministro de Transporte de la Nación Mario Meoni se mostró entusiasmado con el trabajo consensuado para la utilización de nuevas energías para la movilidad que están siendo investigadas y desarrolladas por Y-TEC, junto a investigadores del CONICET, a quienes transmitió su voluntad de redirigir recursos para invertir en prototipos y proyectos a largo plazo.


El ministro de Transporte de la Nación, Mario Meoni, junto a su par de Ciencia y Tecnología, Roberto Salvarezza, se reunieron con las autoridades de Y-Tec e investigadores del Conicet para dialogar sobre el uso de hidrógeno en transporte, fundamentalmente para dos aplicaciones: la propulsión del vehículo y la producción eléctrica para servicios secundarios a borde del vehículo como la climatización, sistemas de comunicación, sistemas electromecánicos del vehículo u otros servicios.

En ese contexto, el ministro Mario Meoni destacó: “Queremos avanzar en la innovación de nuevas fuentes de energía en el transporte porque, además, entendemos que puede ser una manera de incentivar nuevas industrias. Tenemos naturalmente recursos disponibles que volcamos todo el tiempo en materia de combustibles fósiles y que, más allá de que podamos tener esos combustibles como el gas natural en el GNC o GNL en muchas zonas, queremos impulsar esa conversión en transporte público pensando en algo nuevo a largo tiempo”.

“Nuestra preocupación es trabajar con fundamentos científicos”, sostuvo Meoni, y agregó que “hoy hay una tendencia de imponer un micro eléctrico urbano a cualquier costa y eso tiene un costo enorme, porque los que hay son 100% importados, valen 450 mil dólares, contra uno de 150 mil que funcionan con gasoil o 200 mil en GNC”.

Contemplando que tan solo en el Área Metropolitana de Buenos Aires circulan 18 mil unidades, Meoni convocó al consenso para definir “hacia dónde vamos a direccionar nuestros recursos”. “Hay una fuerte tendencia mundial a dejar de utilizar combustibles fósiles como el gasoil o la nafta, entendiendo que en nuestro país hay gas y eso es importante porque el hidrógeno se produce a partir del gas y que sea un camino en el medio porque si tenemos producción de gas, no lo vamos a ventear. Queremos crear una base sustentable y destinar recursos para que en cuatro años podamos tener una plataforma donde avanzar”.

Mientras tanto, Roberto Salvarezza aseguró: “Nosotros vamos a sumar todas las capacidades tecnológicas para que el producto que uno pueda desarrollar tenga la mayor integración nacional, el mayor conocimiento tecnológico y armaremos consorcios que estén aportando en aquellos aspectos que necesiten I+D”.

En cuanto al encuentro, el presidente de Y-TEC, Eduardo Dvorkin, manifestó: “Nosotros, junto con la Universidad de La Plata, el INVAP y el Conicet, podemos establecer una planta de instalado y fabricación de celdas. Es decir, en tres años fabricaríamos colectivos eléctricos con celdas importadas, los siguientes tres haríamos celdas nacionales y en paralelo desarrollar el tema del hidrógeno porque aún los colectivos con hidrógeno tienen baterías de litio”.

También participaron de la reunión, la jefa de Gabinete, Carolina Vera; la presidenta del CONICET, Ana Franchi; entre otros.

El trabajo de Y-TEC

La importancia del trabajo de Y-TEC reside en sus equipos multidisciplinarios integrados por tecnólogos e investigadores referentes en áreas disciplinarias claves en un Centro de investigación aplicada que es el más moderno y el mejor equipado de la industria en la Región y que se asocian con grupos o institutos de investigación referentes a nivel local o internacional, emprendedores, PyMes o Centros de I+D de empresas globales.

Cabe destacar que Y-Tec es la empresa de investigación y desarrollo para la industria energética más importante de la Argentina, con un modelo innovador, único en la región producto de la combinación de YPF, la empresa de energía más grande del país y el CONICET, el principal organismo de promoción de la ciencia y la tecnología en la Argentina; quienes orientan a sus líneas de investigación a problemáticas y oportunidades estratégicas de la industria y priorizan la ejecución de proyectos de alto impacto.

Desde allí generan y aplican conocimiento, y llevan nuevas tecnologías al mercado, se enfocan en las energías, las de hoy y las del futuro como las no convencionales (Vaca Muerta), los campos maduros, las energías renovables y la generación de soluciones que promuevan una operación sustentable en toda la industria.