Marcos Peña presentó un nuevo informe de gestión en Diputados


El jefe de Gabinete de la Nación, Marcos Peña, presentó su informe de gestión ante la Cámara de Diputados, que estuvo dirigido a puntualizar las acciones que viene adoptando el Gobierno en materia financiera y económica.

“La Argentina salió de la recesión, según datos oficiales del INDEC, y esto es una muy buena noticia para los argentinos”, remarcó, y señaló que la economía atraviesa su cuarto trimestre consecutivo de crecimiento.

También destacó que los indicadores del segundo trimestre de este año anticipan que “esa tendencia se consolida y que va a continuar hacia futuro”.

“Somos conscientes que falta mucho, que a muchos argentinos todavía no les llegó el trabajo que están necesitando. Pero lo importante es que se está cumpliendo lo que decíamos y es que este año vamos a volver a crecer de una manera sustentable”, puntualizó.

Marcos Peña en Diputados

Sostuvo que en los últimos tramos “se ve un aumento importante de la inversión y la exportación”, con el 5 y el 4,2 por ciento, respectivamente, lo cual indica “que estamos en un modelo de desarrollo y crecimiento más sustentable a mediano plazo”.

En cuento al costo de vida, dijo que “para julio la inflación interanual va a estar cerca del 21 por ciento, el registro más bajo desde el 2009”.

“Queremos seguir trabajando para cumplir la meta planteada por el Banco Central (BCRA), que es del 12 al 17 por ciento y que nos permita reforzar el camino hacia tener en el 2019 una inflación de un dígito anual”, señaló.

En ese sentido, explicó que “uno de los desafíos que teníamos cuando asumimos el Gobierno era ordenar una macroeconomía profundamente desordenada, con problemas estructurales que se venían arrastrando desde hace años”.

Puso de relieve el hecho de que el INDEC recuperó la credibilidad a partir de la nueva gestión, en contraposición a lo que ocurría entre 2009 y 2015 que obligaba a emplear otros índices para calcular el costo de vida.

Y destacó que el Gobierno está “muy avanzado” en la elaboración de una propuesta de reforma tributaria para trabajarla en conjunto con el Congreso con el objetivo de que haya una ley “que promueva la inversión y el empleo, y que sea más progresiva que el sistema actual, lleno de parches y de poca claridad”.

Respecto de la deuda pública informó que es del 26 por ciento del Producto Bruto Interno (PBI) y que la proyección del Plan Financiero va en dirección a que sea del 40 por ciento comparativo.

“Sigue siendo muchísimo más baja que en otros momentos de nuestra historia”, dijo Peña.

En otro tramo de su exposición, Peña remarcó que para 2017 el Estado Nacional tiene “un presupuesto real, transparente y ordenado, que se está cumpliendo”.

“Uno de los desafíos centrales que tenemos pasa también en cómo resolvemos, a través de un camino gradual, un plan fiscal que nos permita ir reduciendo paulatinamente el déficit fiscal que recibimos”, dijo.

Añadió que la meta es cumplir esos objetivos, pero advirtió que desde el Gobierno “no creemos en un ajuste fuerte que vaya en contra de los más vulnerables y los números así lo indican”.

Peña subrayó también que los ingresos del Estado Nacional “crecieron un 38 por ciento en relación con el mismo período de 2016, por encima de la inflación y el gasto primario”.

Precisó que incluye “el reordenamiento, el pago de muchas deudas pendientes del Estado” que “estaban ocultas”.

En ese sentido, recordó la deuda con las provincias, que ahora comenzó a devolverse a través de acuerdos con los gobernadores, con los proveedores del estado, las que contrajo la AFIP y la creada con los jubilados, que se está cancelando mediante el Programa de la Reparación Histórica.

También puso de relieve el funcionamiento de un Banco Central “fuerte, independiente y creíble, que es un pilar para la lucha contra la inflación y un ordenamiento macroeconómico que permite generar una base de crecimiento sustentable en el mediano plazo para nuestro país”.

En ese orden, hizo hincapié en la vigencia de un tipo de cambio flotante, como el país “tuvo pocas veces en su historia, sin cepos, flexible, y como posee la mayoría de los países del mundo”.

“No usamos el tipo de cambio fijo como forma de bajar la inflación ni usamos el tipo de cambio devaluado para tratar de ganar competitividad artificialmente”, advirtió.

Resaltó el hecho de que durante la gestión del presidente Mauricio Macri, el Banco Central duplicó sus reservas, pasando de los 24.000 millones de dólares a 48.000 millones, con el agregado de un plan para que llegue a los 75.000 millones de la moneda norteamericana.

En cuanto al programa financiero, subrayó que la tres cuartas partes de la deuda generada se destinó a cancelar obligaciones originadas en los gobiernos anteriores.

“Pero además, las tasas que pagan los bonos argentinos cayó un 2,5 por ciento en este tiempo, convirtiéndose en la más baja de nuestro país, y lo más importante es que mes a mes” se va reduciendo, lo que implicará en ahorro y mejor inversión en recursos de los argentinos”.

Sobre el índice de crecimiento económico para este año, Peña dijo que estaría en el orden del 3 por ciento, un hecho que no se registra desde 2011.

Aseveró que “van nueve meses de crecimiento formal del empleo en la Argentina” y señaló que en esa marcha el sector privado ya acumula más de 107.000 nuevos trabajos.

“Abril es el mes con más empleo total de la historia argentina en término de cantidad de empleo formal”, apuntó.

En cuanto a la obra pública sostuvo que “está claramente en marcha dentro del plan de infraestructura más ambicioso y más transparente de la historia argentina” y ejemplificó los “más de 1200 kilómetros de autopistas en obra” que marcan otro récord.

“Reactivamos grandes proyectos de infraestructura vial para construir 2800 km de autopistas nuevas en cuatro años y 20.000 km de rutas en todo el país”, puntualizó.

Y recalcó que el Estado nacional pagó en 2016 “casi la mitad por cada kilómetro de ruta y autopista comparado con lo que se pagó entre 2011 y 2015”.

También mencionó el aumento de los créditos hipotecarios que pasaron de 500 mil a los 3 millones y que a través del plan PROCREAR mayor cantidad de personas accederán a su vivienda propia.

Manifestó el orgullo y el agradecimiento del Gobierno a la canciller Susana Malcorra, que renunció s su cargo, y resaltó que “no ternemos problema en sostener una política exterior que ha sido un éxito para construir confianza y protagonismo de la Argentina en el mundo”.