Marcos Peña participó del Foro Económico Argentino - Alemán


El jefe de Gabinete, Marcos Peña, sostuvo que la Argentina "buscará ser un puente entre las realidades diversas" para encontrar "puntos en común”, cuando a fines de este año el país asuma la Presidencia del G20.

Afirmó que “será una oportunidad única para nuestro país, ya que es la reunión más grande de la historia”, y destacó que hoy la Argentina "está viviendo un momento de gran transformación para recuperar el tiempo perdido e insertarse positivamente en el mundo".

Peña ofreció una conferencia de prensa en la Bolsa de Frankfurt luego de haber participado en el Foro Económico Argentino-Alemán, donde expuso sobre el renovado empuje que ha cobrado la relación bilateral entre ambas naciones.

Consultado sobre el desafío del G20, subrayó que el objetivo del Gobierno es que la reunión del año próximo resulte una buena ocasión para que todos los países de América latina "puedan aportar su mirada, que pueda haber debates y para que no sea sólo un G20 de Argentina, sino también una mirada más regional".

"Tenemos una buena respuesta de casi todos los países”, remarcó.

Destacó, además, que Buenos Aires será sede de la Conferencia Ministerial de la Organización Mundial del Comercio (OMC) en diciembre próximo y de los Juegos Olímpicos de la Juventud a mediados del año próximo.

“Va a ser un año de mucho trabajo internacional”, afirmó.

Durante su exposición en el Foro Peña dijo que "nuestra visión es global, es contemporánea, es de mayor integración y de compromiso con los temas que tienen que ver con la agenda global, como la lucha contra el terrorismo, contra el cambio climático, y como puede ser también el tema de los refugiados”.

Aseguró también que la relación de la Argentina con Alemania y la de del Mercosur con la Unión Europea “es absolutamente central y trascendente para la inserción de la Argentina en el mundo”.

En este contexto, resaltó las reuniones que el presidente Mauricio Macri mantuvo recientemente con la canciller Angela Merkel.

“Se ha podido retomar y avanzar en una agenda bilateral que tiene más de 100 años de relación y de historia, con la presencia de muchas empresas alemanas, pero que en los últimos tiempos había tenido algunas diferencias que nos habían alejado”, afirmó.

Al hablar antes unos 200 asistentes en el panel denominado “Argentina y Alemania: viejos amigos, nuevos horizontes”, Peña se mostró esperanzado en que se consoliden “no sólo todos los vínculos institucionales, políticos y económicos, sino también seguir consolidando a través del movimiento de personas entre dos países y comunidades amigas”.

Sostuvo que “tal como lo habíamos pronosticado este año la Argentina va a crecer alrededor del tres por ciento, uno de los crecimientos más importantes en 2017 en el hemisferio occidental”.

"Y lo más importante es que ese crecimiento también se proyecta para los años próximos de una forma sólida y sustentable”, resaltó.

Ratificó que el “gran desafío” del Gobierno apunta a crecer en forma sostenida "durante los próximos 20 años al tres, cuatro, cinco por ciento, más que buscar tasas espectaculares de un día para el otro”.

A poco de su llegada a Frankfurt el Jefe de Gabinete también mantuvo un encuentro y compartió un almuerzo con el secretario de Estado de Relaciones Exteriores de Alemania, Walter Lindner.