Manicomio, cuarentena y después

Se realizó un nuevo conversatorio virtual organizado por la Secretaría de Derechos Humanos para abordar la temática de la recuperación de derechos de personas internadas en instituciones de salud mental.


¿La cuarentena terminará siendo un freno o un acelerador para la sustitución definitiva de los manicomios? Con este interrogante se abrió el debate con un panel de especialistas en salud mental acerca de los desafíos que implica avanzar hacia un modelo de dispositivos inclusivos, que permita dejar atrás el paradigma del encierro, y de esta manera ayudar a las personas con padecimientos mentales a reinsertarse en la comunidad.

El secretario Horacio Pietragalla Corti junto a Leonardo Gorbacz, a cargo de la Dirección de Protección de Derechos de Grupos en Situación de Vulnerabilidad de la Secretaría, estuvieron a cargo de la bienvenida y las palabras de apertura del evento.

“Para nosotros es de suma importancia desde la Secretaría poder retomar el compromiso que tenemos con la efectiva aplicación de la ley de Salud Mental. Hoy la situación de pandemia permite visibilizar que existe una vulneración de derechos muy grande a partir del no cumplimiento de esta ley, producto además de que durante años existió un abandono muy grande en estas políticas”, señaló Pietragalla. “Si hay algo que podemos hacer durante este tiempo de aislamiento es pensar y debatir, ganar tiempo para definir acciones que nos permitan llevar adelante nuestras funciones y objetivos una vez que podamos alcanzar una nueva normalidad”, puntualizó.

Por su parte, Gorbacz agradeció el apoyo político para que la Secretaría “se haga cargo de un tema que es de derechos humanos, como el tema de la reforma del sistema de salud mental en la Argentina”. En ese sentido, subrayó que el de la Secretaría es “un rol muy importante que implica el trabajo conjunto con el Ministerio de Salud y con otras áreas del gobierno nacional”.

Con relación al objetivo de la charla, el funcionario expresó: “Hoy tenemos esta propuesta que está centrada en el cierre de los hospitales monovalentes y la sustitución por servicios con base en la comunidad. Nos interesa conocer las experiencias concretas de cómo hoy se está llevando adelante ese proceso a través del testimonio de tres directores de hospitales y los comentarios de referentes de la salud mental”

Seguidamente Mario Woronowski, integrante de la Comisión de Salud del Instituto Patria, presentó al panel integrado por María Rosa Riva Roure, directora ejecutiva del Hospital Esteves de Temperley; Alejandro Ruiz, director del Hospital Escuela de Salud Mental de Paraná y Jorge Rossetto, director del Hospital Domingo Cabred de Open Door, Luján. El grupo de especialistas se completó con Emiliano Galende, profesor consulto de la Universidad Nacional de Lanús; y Julieta Calmels, subsecretaria de Salud Mental, Consumos Problemáticos y Violencias en el ámbito de la Salud de la provincia de Buenos Aires.

“Que esta discusión se dé en el marco de la Secretaría, habla de cómo los derechos humanos cumplen un rol en la transformación de las instituciones monovalentes y en la reconstrucción de un sistema sanitario”, reflexionó Calmels en el inicio de las exposiciones.

El Conversatorio se estructuró a partir de tres ejes, relacionados con el proyecto de desinstitucionalización de los manicomios: por un lado, la paradoja de iniciar un proceso de apertura y la necesidad de cerrar por el contexto de pandemia; la experiencia del encierro por la cuarentena como un insumo valioso para pensar en el día después; y finalmente la marcha hacia la sustitución definitiva de las instituciones manicomiales.

La transmisión del evento fue seguida por más de 550 personas. En el segmento final, se abrió un espacio para realizar consultas a los panelistas.

Mirá el Conversatorio completo acá