Manejar no es un derecho, es una responsabilidad

La Agencia Nacional de Seguridad Vial rechazó que Leonardo Mokfalvi, quien se grabó realizando maniobras temerarias, bebiendo y excediendo la velocidad mientras conducía un camión por las rutas del sur, vuelva a tener licencia de conducir. Además, se informa que no se le entregará la licencia profesional.


Desde la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), organismo dependiente del Ministerio de Transporte, se rechaza la decisión de volver a otorgarle la licencia a Leonardo Mokfalvi, conocido como Renolito, quien el 26 de junio de este año protagonizó un grave vuelco en Río Gallegos que le podría haber costado la vida a él y a otros. Mientras conducía, se filmaba bailando, tomando alcohol de una damajuana y mostrando el velocímetro para demostrar que no respetaba las velocidades permitidas.

Sin embargo, pese a que le otorgaron nuevamente la licencia particular, desde la ANSV, no se le dará la Licencia Nacional de Transporte Interjurisdiccional. Por lo tanto, no podrá conducir profesionalmente. A su vez, las autoridades municipales de Ushuaia accionaron con inmediatez y confirmaron que en el transcurso del día de hoy van a revocar esta licencia que, según explicaron, fue otorgada porque no había ningún impedimento judicial.

"Esto es un pésimo ejemplo para la sociedad porque esta persona infringió las normas de tránsito poniéndose en riesgo a sí mismo y a personas inocentes. Trabajamos para que los exámenes de obtención de la licencia de conducir sean rigurosos y necesitamos que la Justicia le asigne a la seguridad vial la importancia que tiene, en tanto es la primera causa de muerte de jóvenes en nuestro país. Vamos a repetir hasta el cansancio que manejar no es un derecho sino una responsabilidad"

resaltó el director ejecutivo de la ANSV, Dr. Pablo Martínez Carignano.