Macri homenajeó a los soldados caídos en 1975 durante el ataque a un Regimiento formoseño y anunció un subsidio para los familiares


El Presidente de la Nación, Mauricio Macri, junto al ministro de Defensa, Oscar Aguad, y el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, encabezó este mediodía en las instalaciones del Regimiento de Infantería 1 “Patricios” un acto en homenaje a las trece víctimas que fallecieron el 5 de octubre de 1975 tras sufrir el ataque de un grupo guerrillero mientras cumplían funciones en el Regimiento de Infantería 29 de Monte, ubicado en Formosa.

“Estamos acá para rendir homenaje a los trece héroes asesinados hace 44 años en el ataque al Regimiento de Infantería, durante el gobierno constitucional de María Estela Martínez de Perón”, comenzó Macri su discurso ante la emoción de los familiares presentes.

El primer mandatario repasó lo sucedido en el embate a ese cuartel que culminó con la vida de un miembro de la policía provincial y doce soldados del Ejército Argentino. También el hecho implicó el secuestro de un avión, la toma de rehenes y el copamiento del aeropuerto El Pucú.

Luego de nombrar a cada uno de los caídos en cumplimiento de su deber, el jefe de Estado aseguró: “Recordar y honrar a estos valientes es una responsabilidad con la historia, con el presente y el futuro de nuestro país; es ratificar nuestro compromiso con la república y la democracia”.

Al promediar sus palabras, el presidente anunció un beneficio económico para los familiares: “En función del paso del tiempo y la no respuesta del Congreso, después de muchos años de esfuerzo que empezaron con el ex diputado nacional por Formosa, Ricardo Buryaile, hemos decidido otorgar un subsidio extraordinario a los familiares de los fallecidos en defensa del Regimiento”.

La novedad fue celebrada con aplausos y lágrimas de emoción.

“Voy a firmar un decreto para que el ministro de Defensa avance con ese objetivo”, y agregó: “Nos lo debíamos como sociedad; estarán para siempre en la memoria de todos los argentinos”.

El acto contó también con las palabras del jefe del Ejército, teniente general Claudio Pasqualini, quien recordó a los soldados abatidos como “jóvenes hombres, sencillos, criados en el respeto y que entregaron su vida por la patria. Eran ciudadanos comunes y humildes que forjaban su futuro en esos meses de servicio militar, eran hijos de trabajadores argentinos de vida sacrificada y dura”.

Tras destacar sus “virtudes militares” afirmó que “todos son parte de la historia, su sacrificio nunca será olvidado”, y remarcó que “su recuerdo debe ayudarnos a seguir construyendo un futuro sin prejuicios, soberbias ni revanchas, con el objetivo común de avanzar unidos como hermanos”.

En el acto se colocaron ofrendas florales al pie de atriles que sostenían las fotos de los doce soldados fallecidos, las cuales luego fueron entregadas a los familiares y amigos.

Asimismo, en el transcurso de la ceremonia se rindió homenaje a militares que perdieron la vida en cumplimiento de sus deberes en enfrentamientos con distintas organizaciones. Los respectivos familiares recibieron la Orden de los servicios distinguidos al mérito civil en el grado de comendador por parte de las autoridades presentes.

Acompañaron durante la ceremonia, el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo; de Cultura, Pablo Avelluto; la secretaria de Estrategia y Asuntos Militares del Ministerio de Defensa, Paola Di Chiaro; de Gestión Presupuestaria y Control, Graciela Villata; junto al jefe del Estado Mayor Conjunto de las FFAA, teniente general VGM Bari del Valle Sosa, entre otras autoridades civiles y militares.