Presidencia de la Nación

La Secretaría realizó una señalización y homenaje a dos víctimas de violencia institucional en Mendoza

El evento tuvo lugar en el barrio La favorita, donde se realizó una charla sobre violencia institucional para la comunidad y se colocó un cartel en memoria de Jonathan Chandía Bernal y Ricardo Bazán, ambos asesinados por la policía.


En el marco de la visita oficial a Mendoza, la Secretaría de Derechos Humanos concretó una charla sobre violencia institucional en el barrio La Favorita de la provincia en el que participaron Mariano Przybylski, director de Políticas contra la Violencia Institucional de la Secretaría; Analía Bagés, asesora de la Dirección; Miriam Medina, madre de Sebastián Bordón; y Stella Maris Cerda, madre de David Orona, junto a vecinos, vecinas y miembros de organizaciones sociales.

Posteriormente, se inauguró el cartel de señalización contra la violencia institucional para recordar los casos de Jonathan Chandía Bernal y Ricardo Bazán, ambos jóvenes asesinados por la policía de Mendoza en La Favorita, el 27 de mayo de 2006 y el 1 de mayo de 2019, respectivamente.

El encuentro se desarrolló en un emotivo acto en el que estuvieron presentes las madres de las víctimas, Yenifer Chandía y Antonia Zárate.

Estas acciones se llevan a cabo dentro del plan de señalizaciones de hechos de violencia institucional que lleva adelante la Secretaría para visibilizar y evitar la repetición de estos casos.

JONATHAN CHANDÍA BERNAL

Jonathan Chandía Bernal vivía en La Favorita. El 28 de mayo de 2006 cumplía 20 años. La noche del 27 de mayo fue asesinado por el policía Juan Carlos Oruza de un disparo en la cabeza, cuando estaba tendido en el suelo, con su hermano y un amigo, producto de una violenta requisa en Godoy Cruz. Jonathan agonizó unas horas en el hospital y falleció el día de su cumpleaños. Estudiaba, trabajaba y le gustaba bailar hip hop.
En 2008, la Séptima Cámara del Crimen de Mendoza declaró a Oruza culpable de homicidio agravado y lo condenó a prisión perpetua.

RICARDO BAZÁN

El 1 de mayo de 2019, aquí en La Favorita, Ricardo Bazán, de 29 años, fue asesinado de un tiro en la espalda por Alexis José Méndez, auxiliar de la Comisaría 59.
Ese día, Ricardo salió de su casa junto a un vecino y la policía les pidió el documento por averiguación de antecedentes. Ricardo no se lo mostró y salió corriendo. Méndez lo persiguió disparando seis veces su arma, causándole la muerte. En 2021, un jurado popular condenó a prisión perpetua a Méndez.

Scroll hacia arriba