La Secretaría de Derechos Humanos viajó a Jujuy por la medida provisional de la Corte IDH a favor de Milagro Sala

Una comitiva de la Secretaría se trasladó a la provincia para realizar el seguimiento de la medida dictada por la Corte Interamericana de Derechos Humanos, que ordenó al Estado argentino proteger la integridad física y psíquica de la dirigente social.


El secretario Horacio Pietragalla Corti encabezó la delegación de la Secretaría que se trasladó a la ciudad de San Salvador de Jujuy para mantener una serie de encuentros con el objetivo de reunir información relevante para la elaboración del informe solicitado por la Corte Interamericana al Estado argentino, acerca de la situación “de salud e integridad” de la referente de la agrupación Tupac Amaru, Milagro Sala. Durante su visita, el funcionario estuvo acompañado por la subsecretaria de Protección y Enlace Internacional en Derechos Humanos, Andrea Pochak, y el jefe de gabinete de la Secretaría, Nicolás Rapetti.

El pedido del tribunal regional se basa en la información que aportaron los representantes legales de Milagro Sala vinculada con las condiciones en las que la dirigente social cumple su detención. A través del informe enviado al organismo, denunciaron que Sala sufre un contexto de persecución y hostigamiento definido desde la máxima autoridad política de la provincia, con al menos doce procesos penales en curso, lo que derivó en graves perjuicios para su salud física y psíquica. Por este motivo, solicitan a la Corte que se mantengan las medidas provisionales dispuestas en su beneficio.

En el inicio de la jornada de ayer, Pietragalla Corti se reunió con la señora Sala en el lugar donde cumple su prisión domiciliaria. Durante el encuentro, se verificó el estado en general de la dirigente, así como también las condiciones de su detención, ya que sus representantes dieron cuenta en reiteradas ocasiones de la existencia de muchas irregularidades en torno a ella.

Durante el día de hoy, el secretario, junto a la delegación que lo acompañó, se reunió con diferentes funcionarios judiciales de la provincia de Jujuy, como el juez de Ejecución, Emilio Carlos Cattan; el Fiscal General del Ministerio Público de la Acusación, Sergio E. Lello Sanchez, y con las máximas autoridades del Superior Tribunal de Justicia, los jueces Federico Otaola y Sergio Jenefes.

La medida provisional fue dictada por la Corte Interamericana hace ya más de tres años y medio. En aquella Resolución, el organismo internacional consideró que la Sra. Milagro Sala permanecía detenida en condiciones incompatibles con su dignidad humana y que el método o manera de ejecución de la medida privativa de libertad la estaba sometiendo a angustia o dificultades mayores al sufrimiento intrínseco a toda detención.