La OA denunció al ex titular del INCAA por irregularidades en el alquiler de un inmueble


La Oficina Anticorrupción (OA) denunció penalmente al ex presidente del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA), Alejandro Cacetta, por haber alquilado un inmueble a una empresa con la que estaba relacionado. La denuncia fue presentada en la OA por el entonces ministro de Cultura, Pablo Avelluto.

Durante 2016 se tramitó en el INCAA un expediente que culminó en 2017 con la firma de Cacetta ordenando alquilar un inmueble en Olivos que debía ser usado por la Cinemateca y Archivo de la Imagen Nacional (CINAIN).

Esta propiedad pertenecía a “CF Inversiones Inmobiliarias SA”, empresa cuyo presidente era Alejandro Heredia quien era a su vez accionista de Patagonik Film Group.

Antes de ingresar a la función pública, y tal como lo había declarado el propio funcionario en su Declaración Jurada ante la Oficina, Cacetta había sido gerente de Patagonik Film Group.

“La conducta de Alejandro Cacetta, en oportunidad de contratar el predio para la CINAIN, no sólo ha estado lejos de todos los principios y valores que deben articular toda función pública, sino que su conducta ha sido, precisamente, la de “interesarse en miras de un beneficio propio o de un tercero en cualquier contrato u operación en que intervenga en razón de su cargo”, se señala en el escrito presentado por la OA.

En la denuncia se califica el hecho como negociaciones incompatibles con el ejercicio de la función pública. “De manera tal que esta conducta, a todas luces parcial y sobre todo interesada del otrora presidente del INCAA, realizada en beneficio del conglomerado empresarial en el que desarrollaba tareas gerenciales antes de asumir en el organismo público, encuadra a primera vista en el tipo penal descripto en el art. 265 del Código Penal”.

Por otro lado, durante 2016 la OA ya había tramitado un expediente sobre Cacetta y su vinculación con Patagonik. Allí, la Oficina resolvió que el funcionario “deberá abstenerse de tomar intervención, durante su gestión, en cuestiones particularmente relacionadas con la empresa PATAGONIK FILM GROUP S.A. con la que estuvo vinculado hasta el 30.12.2015 (artículo 15 inciso b) de la Ley 25.188)”.

A pesar de conocer esta situación, el funcionario continuó con el trámite del alquiler con la empresa en cuestión.