La historia de Laura y el reporte por escuela de la evaluación Aprender


La escuela secundaria número 118 de Anisacate, Córdoba, cerca de Alta Gracia, fue fundada treinta años atrás. Es una escuela rural y técnica a la que asisten alrededor de 200 estudiantes que viven en parajes de la zona. Algunos de ellos cruzan un río para para poder llegar y otros viajan más de 20 kilómetros a diario.

Una mañana del mes de mayo, durante la formación de los estudiantes, la directora de la escuela comentó ante los chicos y docentes las noticias que habían recibido sobre Aprender: el Reporte por escuela había llegado a la institución y los chicos fueron felicitados por la directora. Laura Marín, profesora de Lengua, se emocionó mucho con la noticia y el reconocimiento de la directora, y decidió comunicarlo a través de Twitter: “Los alumnos de mi escuela fueron felicitados por el excelente resultado de las evaluaciones Aprender. Orgullosa de tener alumnos de una escuela rural”, escribió sin saber que el mensaje se volvería viral.

“Me emociona saber que los estudiantes, pese a que muchos de ellos tienen parientes enfermos o problemas serios, salen adelante. Mientras escuchaba los resultados, los miraba y recordaba las clases que hemos tenido juntos. Entonces me dije ¡vale la pena!” cuenta Laura. Para los estudiantes de Anisacate y los docentes de esa institución, la información que contiene el Reporte por escuela es una fuente de motivación, “una razón más para seguir adelante, la felicitación y el reconocimiento nos motiva”, dice Laura.