“La democracia es el mejor camino para el desarrollo de las personas”


El jefe de Gabinete de la Nación, Marcos Peña, sostuvo que “el gran desafío” que enfrenta la región es mostrar que la democracia “es el mejor camino para el desarrollo de las personas, salir de la pobreza y generar igualdad de oportunidades”.

“Son valores esenciales para el desarrollo de la civilización y de la humanidad porque sin libertad no hay posibilidad de alcanzar una comunidad con prosperidad y dignidad”, puntualizó Peña.

El Jefe de Gabinete se refirió en esos términos al exponer, junto al Premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa, en la apertura del seminario organizado por la Fundación Libertad en la legislatura de la Ciudad de Buenos Aires sobre “Una Agenda Latinoamericana contra el Populismo” y “El Desafío del Desarrollo Económico y Social”.

Peña subrayó que los países de la región “tenemos que mostrar que la democracia en América Latina es una pelea aspiracional, contemporánea y de futuro” y que está relacionada con “las ganas de construir nuestra aventura en este tiempo que vivimos”.

Dijo que hay que hacerlo “abrazando una globalización” que, a pesar de sus “riesgos y desafíos, nos da muchas oportunidades, con la convicción de que cuanto más libertad, más puentes, integración, caminos de multilateralismo e institucionalidad haya, mayor prosperidad, dignidad y libertad van a tener nuestros pueblos”.

Puntualizó que “tener esa convicción de mirar hacia el futuro y de sentirnos protagonistas en su construcción es lo que puede ayudar a romper los encantos de ese populismo que se alimenta del resentimiento, del rencor y sobre todo del miedo”.

“Nosotros planteamos muchas veces, en nuestro camino hacia la presidencia, que nuestros rivales no eran los que competían con nosotros, sino que eran el miedo, la resignación, el cinismo, la frustración que anidan en el corazón de cada uno de nosotros”, dijo.

Advirtió que “a veces está muy en nuestro ADN” aceptar “la frustración y los fracasos”, pero enfatizó que “tenemos que ser capaces, con mucho amor, energía y entusiasmo, recorrer todos los días un camino de construcción positiva hacia el futuro”.

“Hay que entender que si la democracia se vacía de método tan solo se vuelve una promesa vacía”, afirmó.

Subrayó que ese método indica tener “una conducta, integridad, trasparencia y paciencia, pero sobre todo un entusiasmo de realización, de acciones concretas, de demostración de que todos los días se puede aportar un elemento que ayude a retroalimentar la esperanza”.

“Muchas veces cuando hablábamos de unir a los argentinos mucha gente lo interpretaba como que buscamos que todos pensemos igual, y es todo lo contrario”, remarcó.

“Celebramos y promovemos la diversidad porque es lo que nos enriquece como sociedad. Queremos acordar entre todos cómo procesamos esas diferencias, a través de qué caminos institucionales logramos interpretar más voces y construimos más consenso para salir adelante”, apuntó.

Peña felicitó las iniciativas de la Fundación y le pidió que “siga trabajando mucho tiempo más, formando gente, nuevos liderazgos y levantando la bandera de la libertad y la democracia en nuestra región”.

También formuló una mención especial por la situación que viven “nuestros hermanos venezolanos en estas horas muy difíciles” y señaló que los miembros de la Fundación “no están solos” en la lucha que libran para que Venezuela recupere la democracia.