La Coordinación como herramienta de capacitación y asistencia técnica en el país

La Coordinación en estos más de 30 años de trabajo para la salvaguardia del Patrimonio Cultural, ha llevado a cabo innumerables acciones de rescate, conservación, capacitación y asistencia técnica, en diversos puntos del país. Hoy abordamos el trabajo realizado en el Palacio Stoessel (1896), provincia de Santa Fé.


En muchos casos en lugares en donde los bienes culturales se encontraban en un plano de incertidumbre que peligraba su existencia. Es así, que hubo casos paradigmáticos como el rescate del Museo Ricardo Güiraldes, la recuperación del Palacio Stoessel y la primera capacitación sobre metales en la Ciudad de Esperanza, Santa Fe; la asistencia técnica al Museo Provincial de Bellas Artes “Dr. Pedro E. Martínez”, Paraná Entre Ríos, el asesoramiento técnico a la Universidad del Centro, Tandil, por nombrar algunos.

Esto evidencia, que más allá de las políticas de restauración y conservación, gestión y promoción dentro de los Organismos Públicos, la Coordinación por su larga experiencia y trayectoria ha lo grado amancillar una capacidad de asesoramiento y capacitación dentro de los organismos nacionales que lo transforman en un referente nacional.

Una Joya en la Provincia de Santa Fe”

La Ciudad de Esperanza que se ubica en la provincia de Santa Fe, posee uno de los últimos Palacios italianizantes del siglo XIX, el Palacio Stoessel construído en 1896 y el cual tiene una valiosa historia ya que sucesivamente fue el consulado Belga, la primera sucursal del Banco de la Nación Argentina fuera de Buenos Aires, o atelier del famoso fotógrafo Fernando Paillet.

La obra arquitectónica se desarrolla sobre dos frentes con una ochava. Posee dos plantas, sótano y altillo, que es un piso más, el cual se utiliza para diferentes usos. Por su parte, el ingreso principal de Palacio se resignifica por un gran portal en arco con archivoltas y una figura escultórica de un rostro femenino; además en la entrada se flanquean con un pares de columnas de fustes liso y capitel dórico.

Finalmente, podemos observar un bien de ésta naturaleza y el compromiso es de todos poder conservarlo. La Coordinación realizó oportunamente un relevamiento para realizar un diagnóstico del estado de conservación y efectuó en forma conjunta una charla para la toma de conciencia de todos los habitantes de Esperanza, teniendo como resultado en la actualidad la propiedad que estaba en mano de privados, pasara a manos de la Municipalidad de Esperanza con el propósito de mantenerlo, conservarlo y ponerlo en valor para toda la comunidad. En tal sentido, hubo un expreso reconocimiento por parte de los funcionarios municipales a la intervención de a Coordinación.

Lic. Mario F. Naranjo