Garrigós recorrió el CPF II de Marcos Paz junto a los ministros Soria y Vizzotti

Acompañada por los titulares de las carteras de Justicia y Derechos Humanos y Salud, la Interventora del Servicio Penitenciario Federal supervisó el nuevo Centro de Aislamiento Sanitario y los avances del Plan Qunita/Sueño Seguro.


La Subsecretaria de Asuntos Penitenciarios e Interventora del SPF, María Laura Garrigós, visitó este miércoles el Complejo Penitenciario Federal II de Marcos Paz, acompañada por el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Martín Soria y la ministra de Salud, Carla Vizzotti.

También participaron el Secretario de Justicia, Juan Martín Mena, el intendente municipal de Marcos Paz, Ricardo Curutchet y las máximas autoridades penitenciarias.

La recorrida comenzó en el Taller de Carpintería ubicado en el Modulo I del establecimiento, donde está previsto que los internos comiencen a producir las cunas que formarán parte de la iniciativa contemplada en el Ley 27611/2020, mejor conocida como la Ley de los 1000 días.

Sobre una superficie de 923 metros cuadrados, unas 40 personas privadas de la libertad construirán, lijarán y pintarán las estructuras, además de realizar los controles de calidad previos al embalaje de las 2000 unidades iniciales que se prevén en primera instancia.

En este sentido, el resto del kit necesario, compuesto por colchón, sábanas, frazadas y ropa se producirá en los talleres textiles del Complejo Penitenciario Federal I de Ezeiza.

“Quería agradecerles al Servicio Penitenciario Federal, al ENCOPE y a los trabajadores por la dedicación y por adoptar el trabajo como una forma de capacitarse para salir a la calle y tener un oficio”, señaló Soria.

A continuación, la comitiva recorrió el avance de obra del Centro de Aislamiento Sanitario 2 (CAS 2), uno de los 27 espacios modulares incluidos en el plan desarrollado por los ministerios de Justicia y Derechos Humanos y de Obras Públicas.
Dotado de equipamiento y espacios edilicios adecuados para el cumplimiento de la labor sanitaria, este proyecto dará un impulso no sólo en la atención primaria de los internos, sino también en el aumento de especialidades médicas que actualmente se realizan extramuros.

“Es muy importante el trabajo conjunto que se ha realizado con el Servicio Penitenciario Federal y ambos ministerios para que este Hospital Modular quede más allá de la pandemia y fomente el acceso a la salud, ese derecho que tiene toda la población, con la calidad y tecnología necesarias”, concluyó Vizzotti.