Gabriela Chávez proyecta nuevos desafíos a la espera de que ruede la pelota

La defensora del seleccionado argentino de fútbol femenino muestra su optimismo en plena pandemia y sueña a lo grande.


No es una del montón pero todo se lo ganó con su mentalidad positiva, siempre pensando en ir por nuevos objetivos. Gabriela Chávez, jugadora de fútbol con trayectoria, se entusiasma al pensar en el momento de ponerse otra vez la camiseta de Boca Juniors y en la vuelta a los entrenamientos con la Selección Argentina.

La ganadora de la medalla plateada en los Juegos Panamericanos de Lima 2019 contó cómo piensa el futuro cercano. “Me siento muy entusiasmada y positiva, entrenando todos los días en el gimnasio para poder llegar de la mejor manera cuando empecemos. En estos momentos difíciles es cuanto menos hay que aflojar, tengo muchos sueños por delante, jugar con esta camiseta es uno de ellos, salir campeona de la Libertadores es otro. Y por supuesto volver a jugar un Mundial con la camiseta argentina y poder pasar de ronda”, comentó Gaby Chávez, quien volvió al club de la Ribera donde ya jugó entre 2009-2011, antes de su primer retiro.

“Estuve seis años alejada del fútbol hasta que Carlos Borello (histórico DT de la Selección Argentina) me convenció para que regrese. Y por eso al volver jugué en UAI Urquiza. Estos tres años fueron intensos y me siento feliz de haber recuperado rápidamente mi nivel y volver a Boca”, sintetizó Chávez.

La última temporada la jugó para River Plate y ya vistió los colores de cuatro grandes de la Argentina: su debut fue en San Lorenzo en 2006, al otro año pasó a Independiente y en 2009 había llegado a Boca Juniors. Tras su regreso a las canchas pasó de UAI Urquiza a Platense, y de ahí a Nuñez.

Es tiempo de esperar sin desesperar y entrenar fuerte. Y ella lo entiende. Sabe lo que es extrañar y volver, por eso su ánimo está bien arriba como cuando jugaba en la Sub20 y a la vez en la Selección mayor; o cuando el año pasado de colgó la plateada en Lima: “Guardo los recuerdos más lindos de ese seleccionado juvenil y también de la mayor. Para mí nunca hubo diferencia en jugar con un equipo u otro. Siempre doy lo mejor de mí, ponerme la camiseta de mi país siempre es un orgullo”.

Su historia en el fútbol comenzó a los 13 años en el futsal de Estudiantes de Buenos Aires, Carlos Borello la llevó a cancha de 11 y luego al seleccionado. En 2006 y con sólo 17 jugó el Mundial Sub-20. Con la mayor también debutó en 2006, fue en el Sudamericano donde el equipo salió campeón tras vencer a Brasil en la final y se clasificó para el Mundial de 2007. Jugó dos mundiales juveniles (2006-2008) y dos de mayores (2007 y 2019), un Juego Olímpico (2008), tres Panamericanos (2007-2011 y 2019) y una Copa América (2018). Desde 2019 es profesional. Lo que no cambia, aún después de tantos años de recorrido, es sus ganas de volver a pisar una cancha de fútbol.