Finocchiaro en la entrega de los Premios Clarín-Zurich a la Educación


El Ministro de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de la Nación, Alejandro Finocchiaro, participó junto al Director General de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires, Gabriel Sánchez Zinny, de la décima edición del Premio Clarín-Zurich a la educación, que anualmente reconoce a los educadores que buscan mejorar la calidad de los aprendizajes de todos los estudiantes de la Argentina con ideas innovadoras. Este año, el eje del certamen puso el foco en proyectos que desarrollen el pensamiento científico y tecnológico en la escuela primaria.

Finocchiaro felicitó a cada uno de los docentes y de los equipos que participaron y a los que fueron elegidos como finalistas, entre ellos a Cristian Tapia, el participante más jóven en la historia del premio. También expresó que "la escuela es el lugar del saber, es el lugar donde se transmiten valores significativos, saberes significativos y donde formamos ciudadanos", por eso "cada vez que entregamos un premio reconociendo el trabajo de los docentes se siente una gran emoción", agregó el ministro.

En esta edición el premio contó con más de 90 trabajos provenientes de distintos puntos del país. El jurado estuvo compuesto por Guillermo Jaim Etcheverry, Diego Golombek, María Marta García Negroni, Pablo Miguel Jacovkis, Beatriz Hall y Melina Furman. Los 10 finalistas fueron los trabajos presentados por: Belén Soledad Cevey de la Escuela N°11 de la Ciudad (Buenos Aires), Rosario Rivas Leal de la Escuela Primaria N°20 de Villa Martelli (Buenos Aires), Alejandro Farji-Brener de la Escuela Primaria N°324 de Bariloche (Río Negro), María Laura Palacios de la Escuela Primaria N°101 de Dolovon (Chubut), Diego Galperín de la Escuela Primaria N°337 del Bolsón (Río Negro), Silvia M. Rosa de la Escuela Primaria N°85 de Gral. San MArtín (Buenos Aires), Ezequiel Lentz de la Escuela N°1-299 de Gral. Alvear (Mendoza), Cristian Tapia de la Escuela Normal Superior N°4 de la Ciudad (Buenos Aires), AACREA y Leonardo Vidarte de la Escuela N°53 de Tandil (Buenos Aires). El primer premio fue para Leonardo Vidarte y Emilce Bartoli, con su propuesta que impulsa la enseñanza de programación y robótica en la primaria con el proyecto Minirobots.

En total se entregaron $600.000 El primer premio de $360.000: 60.000 para sus autores y 300.000 para la implementación del proyecto. Además se entregaron tres Menciones de Honor que recibieron $ 80.000 para desarrollar sus proyectos.