Finalizó con éxito el Ejercicio “Dédalo 2019”

Se superaron ampliamente las metas y objetivos propuestos por la Dirección del Ejercicio, responsable del planeamiento, coordinación y supervisión de las operaciones aéreas y terrestres previstas


El Ejercicio “Dédalo 2019”, desarrollado por el Comando de Adiestramiento y Alistamiento de la Fuerza Aérea Argentina, tuvo como finalidad dar cumplimiento al Plan Anual de Ejercitaciones previsto para adiestrar, calificar y valorar las tripulaciones en tareas de Defensa Aeroespacial.

En este sentido, es preciso destacar que se superaron ampliamente las metas y objetivos propuestos por la Dirección del Ejercicio, como así también reconocer la actividad de planeamiento y coordinación llevada adelante por el personal del Centro de Operaciones Aeroespaciales (CAOC), donde se concibieron las operaciones aéreas y actividades para el operativo, y se realizó la supervisión, en tiempo real, del desarrollo de las mismas; garantizando con esto la seguridad operacional en los estándares establecidos. Para ello, el CAOC estuvo conformado principalmente por un grupo de trabajo –denominado celda- de Planeamiento (Planning Cell), una Celda de Ejecución de las Operaciones (Current Ops), y una Celda de Coordinación del Espacio Aéreo (Aco Team).

La actividad consistió en el adiestramiento y alistamiento de las tripulaciones en operaciones de táctica Aire-Aire, bombardeo y tiro con ametralladora, interceptación de aeronaves bajo control de radar, operaciones de búsqueda y rescate y reabastecimiento en vuelo, movilización helitransportada y emplazamiento en terreno de baterías de defensa antiaérea, y lanzamiento de paracaidistas; todas estas tareas en condiciones diurnas y nocturnas. En la misma intervinieron los Sistemas de Armas A-4AR Fightinghawk, IA-63 Pampa, IA-58 Pucará, DHC-6 Twin Otter, T-6 C+ Texan II, Embraer EMB 312 Tucano, MI-17, Bell-412 EP y KC-130 Hercules; como así también, los Vehículos Aéreos No Tripulados “Aukan” y “Vigia” y el sensor radar MTPS1, versión modernizada por el INVAP; en un redespliegue que incluyó a la IV Brigada Aérea de Mendoza, la V Brigada Aérea (Villa Reynolds, San Luis) y la Escuela de Aviación Militar (Córdoba).

Por su parte, durante el transcurso del Ejercicio se produjo el arribo del comandante de Adiestramiento y Alistamiento, brigadier mayor Alejandro Amoros, quien viajó especialmente para supervisar el alistamiento de los medios desplegados y el nivel óptimo de las capacidades ofrecidas por los aviones participantes del Ejercicio; a la vez que comprobó el uso e integración de los vehículos remotamente tripulados, todo bajo el control del radar emplazado en el terreno.

Por último, se hizo presente en las instalaciones de la V Brigada Aérea -ubicada en Villa Rerynolds, provincia de San Luis- el jefe de Estado Mayor General de la Fuerza Aérea Argentina, brigadier general "VGM" Enrique Víctor Amrein, junto a una comitiva integrada por brigadieres en actividad y en situación de retiro, para recibir personalmente la llegada de las tripulaciones del Sistema de Armas IA-58 Pucará que participaron en la última misión nocturna de bombardeo y tiro con ametralladora.