“Estamos vivos para rendir homenaje a nuestros hermanos”

En la ciudad de Mercedes, provincia de Buenos Aires, se realizaron distintos homenajes enmarcados en la conmemoración del 37° aniversario de la partida del Regimiento de Infantería Mecanizado 6 rumbo a las Islas Malvinas.


La ceremonia fue presidida por el jefe del Ejército, teniente general Claudio Ernesto Pasqualini, acompañado por el jefe de gabinete municipal, Matías Dematei y el jefe honorario del Regimiento de Infantería Mecanizado 6 y jefe de la Unidad en abril de 1982, general de división (R) VGM Jorge Halperín.

También estuvieron presentes el comandante de adiestramiento y alistamiento del Ejército general de división Aldo Daniel Sala, el comandante de la Fuerza de despliegue rápido general de brigada Juan Martín Paleo, jefe del Regimiento de Infantería Mecanizado 6 teniente coronel Walter Daniel Vitola, representantes de la comisión de familiares de caídos en las Islas Malvinas, comisión de familiares de muertos en combate del Regimiento de Infantería Mecanizado 6, Veteranos de Guerra de Malvinas, familiares y una gran concurrencia de vecinos de la localidad.

El teniente general Claudio Pasqualini estuvo acompañado por el general de división (R) VGM Jorge Halperín, jefe del Regimiento de Infantería 6 en Malvinas.

En la plazoleta más emblemática de la ciudad,que lleva el nombre de “Regimiento de Infantería Mecanizado 6”, se descubrió una placa “Soldado Argentino solo conocido por Dios”, que cubriera durante 36 años la tumba del soldado clase 62 Horacio Adolfo Balvidares en el Cementerio de Darwin y se entregó una distinción a familiares del suboficial principal (post mortem) Édgar Néstor Ochoa.

La placa del héroe
Uno de los momentos más emotivos de la mañana fue el de la inauguración del templete y descubrimiento de la placa traída del Cementerio de Darwin en las Islas Malvinas del héroe de la Patria Horacio Balvidares.

Esta placa fue entregada por la Comisión de Familiares de Caídos en Malvinas a la madre del soldado, la señora Amanda Elsa Calbin, quien tomó la decisión de cederla para ser colocada en la plazoleta.

Templete sobre la Plaza Regimiento de Infanteria Mecanizado 6 - Mercedes

El descubrimiento estuvo a cargo del jefe de gabinete municipal, el general de división (R) VGM Jorge Halperín, la presidente de la Comision de Familiares de Caidos en Malvinas Maria Fernanda Araujo y los veteranos de guerra Juan Deprati, Julio Aro y Pedro Adorno.

El general de división (R) VGM Halperín, junto a la madre del soldado Balvidares, Veteranos de Guerra y la presidente de la Comisión de Familiares de Caídos en Malvinas.

”Fue uno de los suboficiales más queridos y respetados”
Continuando con los homenajes se efectuó la entrega de la Orden a los Servicios Distinguidos al Mérito Civil en el Grado de Comendador a los hijos del suboficial principal cocinero (post mortem) Édgar Néstor Ochoa, la que fue recibida por su nieta Luciana Becerra. Esta distinción fue entregada en el marco de la campaña "Héroes de Malvinas", la que desde hace dos años el Ejército Argentino implementa buscando reconocer a los familiares de aquellos que dejaron sus vidas en defensa de las Islas y que en éste caso particular, del héroe mercedino, todavía no se había concretado.

Frente a todos los presentes, el general Pasqualini manifestó: “Hoy el Ejército Argentino rinde un merecido reconocimiento a los familiares de nuestros caídos en este lugar tan lleno de sentimientos para los integrantes del glorioso Regimiento 6”. Con este acto se reconoce también a quienes ofrendaron sus vidas al servicio de la Patria y a todos los veteranos de guerra. Mientras se nombre a los héroes que lucharon por Argentina y se los tenga presentes, van a vivir entre nosotros”.

Asimismo hizo una mención especial al suboficial principal cocinero (post mortem) Édgar Néstor Ochoa. Sobre él dijo…: “Fue uno de los suboficiales más queridos y respetados por su permanente preocupación por el bienestar de los integrantes del regimiento, teniendo siempre algo a mano para elevar la moral de los soldados […], cocinó hasta el último día logrando que el hambre no sea el primer recuerdo de sus hombres”.

Mas tarde la nieta del homenajeado, detalló cómo se sintió cuando le anunciaron que iba a recibir la distinción: “Me sentí muy orgullosa. Como mi tío y mi mamá no podían viajar por exigencias laborales, yo me ofrecí para recibirla. Cuando me confirmaron que efectivamente iba a ser yo, me sentí desbordada de felicidad. Del acto me llevo la emoción de la gente, quienes me transmitieron una alegría inmensa”. Por otra parte, contó anécdotas sobre su abuelo que les fueron transmitidas por su familia y por los veteranos: “Me dijeron que era una muy buena persona y solidaria, a pesar de ser cascarrabias, todos lo respetaban y querían mucho. Mi mamá me leía las cartas que le mandaba a mi abuela y se notaba que había mucho amor”.

La nieta del suboficial principal (post mortem) Édgar Néstor Ochoa, Luciana Becerram recibe de manos del teniente general Pasqualini la Orden a los Servicios Distinguidos al Mérito Civil.

Ya finalizando la ceremonia se hizo entrega de pergaminos y estatuillas a los familiares y veteranos y el general de división (R) VGM Jorge Halperín hizo renovar el juramento de fidelidad a la bandera nacional a todos los veteranos de Guerra presentes.

Como cierre de estos homenajes se realizó el tradicional desfile cívico militar, encabezado por el jefe de tropas, seguido por fracciones del Regimiento de Infantería Mecanizado 6, de Gendarmería Nacional e instituciones educativas de la localidad.

Finalizando el desfile hicieron su pasaje rindiendo honores todos los veteranos de guerra, quienes fueron aplaudidos y vivados por todo el público presente.

Los Veteranos de Guerra del Regimiento de Infantería 6 desfilan ante el palco de honor.

El acto contó con la presencia del soldado VGM Oscar Ismael Poltronieri, quien terminado el acto expresó: “¡Quién mejor que nosotros, que estamos vivos, para rendir homenaje a nuestros hermanos que quedaron allá en las Islas Malvinas!”.