“Es un orgullo volar el Boeing 737”

La capitán Analía Amaral Kay comparte su experiencia como piloto del Boeing 737 – 700, la aeronave adquirida recientemente por la Institución para el transporte de carga y pasajeros


En el marco de los vuelos de instrucción del Boeing 737 de la Fuerza Aérea Argentina, la capitán Analía Amaral Kay estuvo al mando de la aeronave durante el vuelo con destino a la ciudad de Río Cuarto, el pasado 12 de mayo, en el que se trasladó una comitiva presidida por el ministro de Defensa, Ing. Agustín Rossi, y el jefe del Estado Mayor General de la Fuerza Aérea Argentina, brigadier mayor Xavier Julián Isaac.

En esta oportunidad comparte con la comunidad aeronáutica su experiencia en la aeronave recientemente adquirida por la Institución para el transporte de carga y pasajeros: “Llevar autoridades no es algo nuevo para mí, me ha tocado en otras oportunidades y en otros Sistemas de Armas llevar al Ministro de Defensa, o a las autoridades de nuestra Institución. Para nada cambia la forma de volar o los procedimientos realizados en cabina por quién vaya atrás, se trata de adecuarse a las instrucciones siempre, independientemente de quién sea el pasajero. El protocolo y las formalidades con autoridades se dan más bien en tierra”.

Dentro del personal que integra el Escuadrón Boeing, se encuentran once pilotos, ocho auxiliares de carga y nueve tripulantes de cabina de pasajeros.

Además de la capitán Amaral Kay, otras dos mujeres se desempeñan como pilotos de este Sistema de Armas: la mayor Débora Pontecorvo y la primer teniente Vanesa Farías.

Al momento de la elección de los pilotos que formarían parte de la tripulación del Boeing 737, Amaral Kay recuerda su reacción al enterarse que estaba seleccionada: “Cuando empezó a sonar el proyecto de la compra del Boeing yo estaba volando LearJet 35, que para mí era lo mejor que me podía estar pasando. Al enterarme que había sido elegida para volar el Boeing fue una gran sorpresa, porque pensaba que por la gran investidura de la máquina iban a seleccionar a personal antiguo con mayor experiencia. Para mí significa un gran orgullo personal. Que mis superiores me reconozcan significa un voto de confianza y también es una forma de entusiasmarme, de creer que seguimos creciendo como Institución. Es una buena oportunidad, un reto de aprendizaje para el futuro”.

Fuente: I Brigada Aérea