Encuentro de la OEA para organizaciones religiosas que abordan la problemática


El titular de la Secretaría de Políticas Integrales sobre Drogas de la Nación Argentina (SEDRONAR), Roberto Moro, participó de la Reunión para Formular el Currículum de Prevención, Tratamiento y Recuperación de Drogas para Organizaciones Basadas en la Fe, que lleva adelante la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas (CICAD) de la OEA en Washington, Estados Unidos.

El funcionario nacional expuso sobre “La participación de las organizaciones religiosas en la política pública sobre drogas: la experiencia de Argentina con el Programa Casas de Atención y Acompañamiento Comunitario”, donde resaltó la federalización y el fortalecimiento de la iniciativa de la SEDRONAR para el abordaje territorial por consumos problemáticos: en 2015 había 35 CAAC ubicadas mayoritariamente en la ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense y hoy hay 205 dispositivos a lo largo de todo el país.

A través de este programa, la SEDRONAR realiza junto a las organizaciones de la sociedad civil un fortalecimiento institucional para los espacios y dispositivos, destinados a personas atravesadas por las adicciones, que son referentes en el territorio. Allí, además de espacios de contención y primera escucha, se llevan adelante talleres de capacitación en oficios, grupos terapéuticos, actividades recreativas y deportivas, entre otras acciones.

Durante el desarrollo de estas jornadas, Moro también hizo una presentación sobre las acciones que se llevan adelante en prevención de las adicciones en el ámbito educativo. En ese sentido, destacó que la SEDRONAR elaboró materiales de contenido teórico-metodológico y pedagógico-didáctico que, a través de la articulación con las áreas de educación y de adicciones provinciales, se entregaron a las 60 mil escuelas del país. Además, indicó que hasta el momento se distribuyeron más de 1 millón de manuales y se capacitó a más de 61 mil docentes en 37.200 colegios.

Organizada por la CICAD-OEA, de este encuentro participaron representantes de organizaciones e instituciones religiosas que trabajan en la materia y se expusieron experiencias y programas sobre el abordaje de los consumos problemáticos de sustancias psicoactivas.

LA CICAD-OEA es el foro político del hemisferio occidental para tratar el problema de las drogas y tiene por objeto fortalecer las capacidades humanas e institucionales de sus Estados miembros para reducir la producción, tráfico y uso de drogas ilícitas; y encarar las consecuencias sanitarias, sociales y penales de esta problemática.