Encuentro con el Equipo No A La Trata

En la construcción de una vasta red federal de cooperación entre el Estado y la sociedad civil, Gustavo Vera se reunió con el Equipo No A La Trata de la Comisión Nacional de Justicia y Paz, Conferencia Episcopal Argentina.


Gustavo Vera, director del Comité Ejecutivo de Lucha contra la Trata y Explotación de Personas y para la Protección y Asistencia a sus víctimas se reunió con el Equipo No A La Trata de la Comisión Nacional de Justicia y Paz, Conferencia Episcopal Argentina.

Participaron los integrantes de las distintas organizaciones que conforman dicho equipo: Marilú Tripodoro y Eduardo Passo de Acción Católica Argentina; Andrea Ezcurra de la Asociación Argentina de Cultura; Marcela Villares de la Comisión Episcopal para los Migrantes e Itinerantes; P. Mario Videla de la Fundación Alameda; Clelia Machindiarena de Mujeres Bautistas Argentinas; Elsa Muzio de la Unión Mundial de Organizaciones Femeninas Católicas; Yanina Basìlico de Vinculos en red ; la ex diputada Nancy Monzón y la diputada del Parlasur Fernanda Gil Lozano y Rodolfo Brandon de la Comisión de Justicia y Paz y Coordinador del Equipo.

La reunión forma parte del trabajo que viene realizando el Comité para la construcción de una vasta red federal de cooperación entre el Estado y Sociedad Civil, sobre todo con organizaciones que se dedican a la temática, que se ocupan y preocupan en la lucha contra la trata de personas y que desde la capacitación, prevención y visibilización, contribuyen a este objetivo.

Entre los múltiples temas que se abordaron tuvo lugar destacado las estrategias del Comité para mejorar la asistencia a las víctimas de trata y su en su inclusión social mediante programas específicos que atiendan su problemática, cupos de reinserción laboral y acceso especial a la vivienda, tres ejes que se desarrollarán en el Plan nacional Bienal en cooperación y articulación con los ministerios que integran el Comité; el estado del debate parlamentario en torno a la tipificación del delito de compra y venta de bebes y niños en cumplimiento con las recomendaciones de la CIDH; acciones articuladas para mejorar la prevención y capacitación y un mayor impulso para desmantelar el sistema prostituyente. Hubo amplio consenso en torno a estas y otras acciones para abordar en común.