Presidencia de la Nación

En Lugano, la Secretaría de Derechos Humanos inauguró una nueva señalización contra la violencia institucional

En un acto organizado por la Secretaría de Derechos Humanos, se descubrió un cartel en memoria de Camila Arjona, asesinada por un policía el 1 de abril de 2005.


El secretario Horacio Pietragalla Corti encabezó un acto en conmemoración a un nuevo aniversario del asesinato de Camila Arjona, la joven asesinada por un policía Federal en la Villa 20 de Lugano, en el año 2005. Lo acompañaron, Norma Díaz, madre de Camila, autoridades de la Junta Comunal 8, la organización Madres en Lucha, el ex Defensor del Pueblo Gustavo Lesbegueris, además de vecinos y vecinas del barrio.

Durante el encuentro, se inauguró una señalización en homenaje a Camila. Bajo el lema “Argentina unida contra la violencia institucional”, el cartel da cuenta de lo sucedido el 1 de abril de 2005 cuando Camila Arjona, de 14 años y embarazada de 4 meses, fue asesinada de un disparo en la espalda por Adrián Bustos, miembro de la Policía Federal. Ese día, Bustos y otros compañeros habían tenido un altercado con un joven al que golpearon y luego persiguieron por los pasillos de la Villa 20 de Lugano. Durante esa persecución, se cruzaron con Camila, a quien Bustos apuntó, disparó y mató.

“Aprendimos de nuestras Madres y Abuelas de Plaza de Mayo. Ellas nos guían y nos marcan el camino para pedir justicia y que estos delitos no queden en la impunidad. Las Madres en Lucha también están trabajando fuertemente para dejar ese legado. Debemos recordar porque el recuerdo nos hace mirar el presente y el futuro con convicciones”, declaró el Secretario durante el acto. Para finalizar expresó: “Hay que trabajar con las Fuerzas de Seguridad para sus miembros entiendan que estas políticas no son contra ellos, son para defender a las instituciones policiales y a los individuos. Es en conjunto que debemos lograr el cambio”

Por su parte, Norma Díaz, madre de la adolescente asesinada, manifestó: “Le agradezco a Horacio, a la Comuna, a las madres, a mi familia y a los vecinos por estar en este día. Vamos a seguir en la lucha para que no maten a ningún pibe más. Menos en la villa, porque en la villa somos todos discriminados”.

Esta acción se enmarca en el plan federal que lleva adelante la Secretaría de Derechos Humanos, con el objetivo de mantener viva la memoria y el reclamo de justicia, como herramientas fundamentales en la lucha contra la violencia institucional

Scroll hacia arriba