Elevaron a juicio oral a Carlos Blaquier y a Alberto Lemos por crímenes de lesa humanidad en las Noches de los apagones

El dueño del Ingenio Ledesma y su exadministrador están procesados por 20 casos de privación ilegal de la libertad en julio de 1976 en Jujuy. En agosto fue elevada la causa Aredez, en la que son investigados por tres secuestros. El avance de los dos expedientes estuvo paralizado durante 8 años.


El juzgado federal N° 2 de Jujuy elevó a juicio oral la segunda causa en la que están procesados Carlos Blaquier y Alberto Lemos, dueño y ex administrador del Ingenio Ledesma. Se trata del expediente en el que el empresario es investigado por la privación ilegal de la libertad de 20 personas durante las “Noches de los apagones” en las localidades de Ledesma, Calilegua y Libertador Gral. San Martín en julio de 1976.

La otra causa, denominada “Aredez”, ya fue elevada a juicio en agosto de 2021. Allí Blaquier y Lemos están acusados por los secuestros del ex intendente de Libertador General San Martín, Ramón Aredez, de Omar Claudio Gainza y Carlos Alberto Melián entre marzo y abril de 1976.

La Secretaría de Derechos Humanos de la Nación es querellante en ambos expedientes, que ya estaban en condiciones de ser elevados a juicio en 2013, pero estuvieron paralizado por 8 años debido a apelaciones y luego a la falta de mérito dictada por la Sala IV de la Cámara de Casación Penal en 2015.
Recién en julio de este año la Corte Suprema de Justicia de la Nación anuló lo resuelto por la Casación en 2015, señalando que esa decisión había sido “arbitraria” y que “obstaculizó indebidamente el avance del proceso”.

La irregular decisión de Casación y la dilación de la Corte Suprema en revocarla provocaron una demora de extrema gravedad. En ese tiempo, Blaquier, de 94 años, y Lemos, de 79, lograron evitar el debate donde comenzaron a ser juzgados los demás imputados militares.

En este contexto resulta urgente avanzar hacia el próximo paso del proceso judicial sin más demoras, como única forma de reparar aunque sea en forma parcial el daño causado a familiares y víctimas y hacer justicia respecto de estos gravísimos crímenes cometidos.

El impulso enérgico de estos juicios, en particular de aquellos que involucran la responsabilidad de actores civiles y económicos, es una prioridad del Plan Estratégico para el avance del proceso de justicia por los crímenes de lesa humanidad promovido por la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación.